Aprovecha el tiempo de relax


Es difícil conseguir tiempo para relajarse en un mundo que funciona 24 horas y 7 días a la semana.

Pero igual que es conveniente centrarse en el trabajo, hay que centrarse en los momentos de ocio para que sean realmente provechosos y consigamos ese relax tan ansiado. Está demostrado que el relax favorece el mejor trabajo y creatividad.


  • Programa tu tiempo. Trata el tiempo de inactividad como una reunión de trabajo y prográmala. Reserva noches de descanso, uno o dos días libres a la semana, y algunas semanas al año para vacaciones, y atiende esos "compromisos" como si se tratara de reuniones de trabajo, no te los saltes.
  • Apaga los teléfonos, tablets y ordenadores. Deja tu ordenador y tablet en la oficina cuando puedas. Lleva un teléfono para el trabajo y otro para los asuntos personales. Deja el teléfono del trabajo en el bolso al llegar a casa o en la caja fuerte del hotel cuando estés de vacaciones.
  • Crea rutinas. Enseña a tu mente cuál es el momento de empezar a trabajar, de pasar al ocio, o de participar con la familia mediante rituales de transición de una actividad a la siguiente.
Lecturas recomendadas:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejecutivos: perfil alto o perfil bajo

Dale al cliente más (o menos) de lo que espera

Las cosas salen mal... a veces