Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

sábado, 19 de noviembre de 2016

El problema de los elefantes: la banca electrónica y la televisión online

Elephants


Voy a empezar hablando de las plataformas de pago móvil y luego de la televisión online, para tratar de explicar porqué creo que ninguno de los dos sistemas llegará a funcionar si no se integra en un todo que resulte atractivo al usuario y facilite la integración de varias plataformas.

Plataformas de pago móvil

Ayer vi en un par de paradas de autobús en la ciudad donde estoy trabajando estos días, un anuncio de la plataforma de pago Samsung Pay y decidí descargar el programa y utilizarlo en mi ya casi obsoleto Samsung S6. Cuando me disponía a escanear mis tarjetas de crédito para poder utilizarlas desde el móvil y así poder hacer aún más pequeña mi cartera, me saltó un mensaje indicando que la entidad bancaria con la que trabajo, no admite el pago Samsung Pay.

Siguiendo con mi espíritu curioso, decidí investigar cuántas entidades trabajan con la plataforma Samsung Pay. No daba crédito: eran básicamente un grupo super reducido de entidades las que admitían esta sistema de pago en España.

Seguí investigando un poco más el asunto y entonces lo entendí todo: cada entidad está desarrollando su propia plataforma de pago, incompatible con todas las demás y además válida únicamente en su propio ecosistema. Esto quiere decir que cada entidad bancaria tiene que desarrollar su propio software, validarlo, comprobarlo, lanzarlo, captar clientes que lo utilicen, volver a resolver los problemas y para cuando hayan terminado de ponerlo en marcha, seguro que ya existe otro sistema que los ha superado.

He utilizado la Tarjeta Móvil Virtual que mi entidad bancaria me proporcionaba pero realmente me pareció horrible la implementación: una interfaz poco atractiva, verificación por PIN en lugar de utilizar huella dactilar, multitud de fallos de uso, etc. Al final decidí volver a coger mi tarjeta de crédito de casa y echármela a la cartera porque su uso era imposible.

Ayer mismo conversé con un amigo que trabaja en banca y que me decía que se estaba intentando implementar un nuevo sistema llamado Bizum, que de momento se utilizaba únicamente para pagos entre particulares, pero que para inicios de 2017 empezaría a emplearse en comercios. Le auguro un futuro poco prometedor por desgracia para ellos.

En mi opinión existen dos soluciones atractivas, rápidas y efectivas para el pago móvil, que además han sido desarrolladas por grandes empresas tecnológicas. Las dos plataformas que en mi opinión resultan más interesantes para los clientes son Apple Pay y Samsung Pay. Son muy similares en su concepción y además permiten hacer pagos desde dispositivos "weareables" como los relojes de Samsung y el Apple Watch.

Me temo que lo que hay debajo de esta pretensión de los bancos de tener su propia plataforma son básicamente dos cosas: la cesión de datos y el estúpido orgullo.

En el caso de la cesión de datos, y la obsesión de algunos usuarios con que sus datos no estén en manos de nadie, precisamente suelen ser los usuarios menos expertos y que son en ocasiones víctimas de phising lo que no quieren ceder estos datos. ¿Qué tal dar un poco de formación a estos usuarios sobre el tratamiento de sus datos y qué se cede a Apple Pay y/o a Samsung Pay?

Y por otra parte está la estupidez del orgullo. No es la primera vez que he oído a alguien decir "Nosotros podemos hacerlo mejor" acabando en un completo desastre.

Televisión Online

Hace unos días un amigo me habló sobre la presentación de una nueva plataforma de televisión online. Se trata de crear sus propios contenidos (para tener todos los derechos sobre ellos, supongo) y servirlos en su propia plataforma.

La tendencia está cambiando y se tiende a ver más tiempo de vídeo en Youtube que en la televisión, y cuando antes lo primero que queríamos tener en nuestra habitación era una televisión, ahora ha sido sustituido por un ordenador, que nos permite ver todos los contenidos que queramos, al momento. ¿Cuántos adolescentes conoces con una televisión en su cuarto? ¿Y cuántos tienen un ordenador, tablet o teléfono móvil?

Estas plataformas particulares son en mi opinión un intento desesperado por frenar lo inevitable.

Voy a hacer una evaluación basada en números de redes sociales de esta nueva plataforma que se ha lanzado hace unos días:

  • En Twitter tienen algo más de 2.000 seguidores a día de hoy. 
  • En Facebook tienen algo más de 3.000 me gusta.
...y todo esto teniendo en cuenta que a todas horas vemos anuncios en las televisiones para que nos conectemos a ellos y veamos sus contenidos online.


Hay otras plataformas que han intentado desarrollar otras empresas de comunicación y el fin siempre es el mismo: en cuanto que dejan de tener el soporte de la publicidad directa, caen en el más terrible de los olvidos.

Además, estas plataformas de medios suelen contratar a videobloggers de segunda fila (porque los de primera fila prefieren seguir en YouTube donde están mejor pagados y tienen completa libertad) o rescatan a presentadores con quienes tienen contratos y así intentan sacarles algo de rendimiento mientras que no tienen un trabajo en la pequeña pantalla para ellos.

Uno de los problemas más importantes de este tipo de plataformas es que estás limitado a los contenidos generados por y para la plataforma, mientras que en YouTube tienes todo tipo de contenidos, tanto creados por verdaderos profesionales como por simples usuarios que quieren compartir su vida o sus experiencias.

Si los contenidos de las diferentes televisiones estuvieran disponibles en YouTube, tendrían mucha más repercusión.

Un problema de base

El problema de base que une a la banca electrónica, la televisión online y muchos otros negocios es el problema del elefante.

Cuando las empresas se hacen grandes, empiezan a moverse más lentamente, tan lentamente que las pequeñas empresas, más jóvenes y dinámicas, con un mayor grado de comunicación interna y permeabilidad a los comentarios de los clientes, terminan por superarlas y quedan como viejos dinosaurios.

Un par de soluciones

La solución a estos asuntos es algo que no es nada fácil de implementar en las empresas grandes pero aquí puedo dar un par de ideas que podrían servir como base a desarrollar:

  • Comunicación interna: Intercambia puntos de vista entre los departamentos. Comunica los proyectos a otros departamentos para ver sus puntos de vista. Realiza brainstorming con departamentos que nada tengan que ver con el proyecto que traes entre manos; pueden aportar ideas frescas que no imaginas. 
  • Permeabilidad externa: Habla con tus clientes, más concretamente con los early-adopters y los pioneros, que serán los primeros en utilizar tus productos y darte su punto de vista. Escoge a los que sean más críticos contigo y no a los fans incondicionales que siempre te dirán que todo lo haces muy bien. Déjales hablar con libertad y no los censures.


Lecturas relacionadas:



viernes, 18 de noviembre de 2016

La vida es demasiado corta

bully


Últimamente en las noticias de España se habla mucho sobre episodios de bullying (acoso escolar) y en concreto sobre lo difícil que es perseguir a los ciberacosadores, que se esconden bajo perfiles verdaderos o falsos en redes sociales.

Una de las lacras de las redes sociales es el fenómenos de los trolls, básicamente personas que descalifican, insultan y agreden verbalmente a otras personas sin ninguna razón lógica, sino únicamente por el placer de hacer daño.

En estas circunstancias yo lo tengo muy claro: en mi Instagram tengo unos 6.000 seguidores y en Twitter más de 50.000. Por supuesto, entre todos estos seguidores puede haber, hay, y seguro que seguirá habiendo, más de un troll.

Lo más normal es que inicien contacto contigo a través de un comentario ofensivo en una foto de Instagram o una respuesta y/o mención en un tweet.

Ante estos hechos tengo muy claro lo que hacer:
  • Comentario ofensivo en Instagram: Pulsar sobre el globo de comentarios bajo la foto en la que nos han comentado. Mantener pulsado el comentario y a continuación denunciarlo para que sea estudiado por Instagram. Te informarán sobre las acciones que van a tomar al respecto en las pocas horas. Es posible que si examinas el perfil de la persona que te ha hecho el comentario, encuentres algo desagradable, insultante o hasta pornografía. En ese caso, una forma de acabar de raíz con el problema es denunciar también su perfil para que sea estudiado en profundidad por Instagram... con un poco de suerte, es posible que hasta le cierren la cuenta. Si finalmente no le cierran la cuenta de Instagram, una segunda opción mucho más rápida y sencilla es bloquear al usuario.
  • Spam en Instagram: Algunos perfiles únicamente se dedican a publicar fotos para publicitar ciertos productos milagro mediante comentarios en otras publicaciones, formas de conseguir multitud de seguidores pagando, etc. Ante este tipo de acciones lo que hago es eliminar el comentario Spam y denunciar la cuenta de origen para que sea estudiada por Instagram. En la mayoría de ocasiones el perfil es cerrado por Instagram a las pocas horas.
  • Spam en conversaciones de grupo de Twitter: Con cierta frecuencia (un par de veces por semana) descubro que me han incluido en una conversación de grupo de Twitter donde únicamente se publica un primer comentario que es publicidad del perfil que ha creado la charla-spam y a continuación vienen comentarios del resto de integrantes del grupo preguntando qué hacen en ese grupo o directamente abandonando la conversación. Antes de salir, es muy importante denunciar la conversación como una conversación de Spam para que Twitter ponga al usuario que la ha creado en observación.
  • Insultos en Twitter: Directamente denuncia al usuario y bloquealo. No pierdas el tiempo.

Aunque aquí puedes ver una lista de algunas de las cosas que nos vemos obligados a hacer para tener una convivencia sana en las redes sociales; por suerte es algo a lo que hay que recurrir únicamente en contadas ocasiones, aunque esas contadas ocasiones serán directamente proporcionales a tu puntuación Klout (la puntuación que indica tu nivel de influencia en redes sociales).

Como dice Guy Kawasaki: "La vida es demasiado corta como para vivirla rodeado de porquería: Ignora, elimina, informa y bloquea". Yo lo haría además en ese orden.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

La higiene es importante... incluso en tu correo electrónico

Email


Hace unos días tuve una conversación con un amigo que tenía serios problemas para gestionar su correo electrónico. Me decía que a veces dejaba su correo electrónico con correos leídos, pero sobre los que tenía que hacer alguna acción y no sabía bien cómo organizarse al respecto, porque al tiempo, cuando los veía como leídos, creía que ya había hecho todo lo necesario o después los olvidaba. En otras ocasiones pasaba por alto correos importantes porque había pasado el cursor por encima y se habían quedado como leídos y finalmente los había olvidado. Esto le ocasionaba muchos problemas en el trabajo.

Mi filosofía en cuanto al correo electrónico es un poco especial, pero me funciona:

- Contestar a TODOS los emails (aunque sea con un "Recibido" o un "OK. Gracias."): Cuando nos ponen un correo electrónico es porque se espera de nosotros alguna acción. En la mayoría de ocasiones se trata de una acción directa, como una contestación o una gestión como tramitar un pedido. Si, por ejemplo, la gestión de un pedido emite una respuesta automática, entonces no es necesario que hagamos nada más que tramitarlo. La respuesta será directamente la confirmación del pedido por parte de nuestra empresa. Pero por el contrario, en ocasiones únicamente el sentido de que recibamos un email es estar enterados. En estos casos, también soy partidario de enviar un "Ok. Enterado" o "Estoy al corriente" para informar de que nos hemos enterado de la información que nos han transmitido.

- Archivar todos los emails sobre los que ya no tenemos nada que hacer: Cuando hemos tramitado un pedido o hemos contestado a un cliente, hay que archivar el email. Digamos que para mi, la bandeja de entrada del email es como la mesa de tu escritorio. Lo ideal es tener encima de la mesa los asuntos pendientes de solución, pero si ya los has resuelto puedes guardarlos en el archivador correspondiente o directamente tirarlos a la destructora de documentos. Por procedimiento interno mío, yo siempre guardo todos los emails y además suelo trabajar en la nube (Gmail) para evitar la pérdida de cualquier email si por ejemplo se me estropea el ordenador. No es la primera vez que algún cliente o amigo me escribe pidiéndome información sobre emails porque ha perdido su disco duro o le han tenido que formatear el ordenador por un virus.

- Posponer sin complejos. Cuando un asunto necesita de tu revisión o contestación posterior, puedes utilizar sistemas como Inbox de Gmail que te permite posponer los emails hasta más adelante en el tiempo o cuando llegues a un cierto lugar. Por ejemplo, si quieres comentar un asunto con un cliente, puedes posponer el email hasta que llegues a su ubicación. Inbox archivará el mensaje y desaparecerá de tu bandeja de entrada hasta que llegues a la ubicación solicitada y entonces aparecerá de nuevo. Igualmente se puede hacer para un momento. Por ejemplo: si tienes que controlar un pedido para ver cómo va o quieres recordarle a un cliente la caducidad de una oferta, puedes posponerlo para más adelante e igualmente desaparecerá de tu bandeja de entrada para aparecer en el día y hora concretos que has solicitado.

- Posponer las respuestas emocionales. Cuando un asunto de trabajo se convierte en un conflicto y sientes que empieza a hervirte la sangre, tal vez no sea el momento adecuado para enviar un email sobre ese asunto. Si un asunto se complica o has recibido una respuesta poco amigable de alguien al respecto... no vale con contar hasta diez y respirar hondo... lo mejor es contestar al día siguiente. Los asuntos complicados se resuelven mucho mejor con la cabeza fría... y esto es válido para todo en la vida.

¿Y tú, cómo organizas tu email: pospones o contestas inmediatamente, archivas o dejas todo en la bandeja, archivas o dejas todos los emails en la bandeja de entrada?

Lecturas recomendadas:

viernes, 4 de noviembre de 2016

Emocional y racional: A largo plazo, todo tiene un sentido

working

No hace mucho, un buen amigo me contaba que se había encontrado en un club de tenis donde suele ir, con un antiguo profesor universitario que fue al fin y al cabo quien le "animó" a abandonar la primera carrera que empezó a estudiar.

Me contó que su antiguo profesor era de aquellos a los que se nota desde el principio que no les gusta enseñar y que únicamente se toman su trabajo como el operario de una fábrica que hace su labor y se marcha sin implicarse más en él.

Hay dos tipos de profesores en la educación pública: aquellos a quienes les gusta enseñar (contagian su emoción) y aquellos que únicamente quieren un puesto fijo (distribuyen el conocimiento).

Mi amigo me relató que este profesor era de aquellos que tenía un alto grado de conocimientos, pero que era completamente incapaz de transmitirlos a sus estudiantes. Además, solía cometer fallos de transcripción, y cuando alguien se lo hacía saber, descargaba toda su rabia contra ese estudiante. Vicente me contó que en una ocasión echó de clase a una compañera suya porque le indicó que se había equivocado en una fórmula que había copiado en la pizarra.

El caso es que después de un par de visitas a la tutoría de este profesor y haber hecho algunos exámenes con él, decidió que la carrera en la que este buen hombre daba clase, no era lo suyo. Llegó a la conclusión de que si el resto de su formación iba a ser tan falta de humanidad... pues lo mejor era cambiar.

Vicente sentía que el antiguo profesor, ya anciano, le guardaba las distancias en el club y aunque le saludaba, lo rehuía.

Aún no lo he dicho, pero mi amigo Vicente es un empresario de éxito, que en más de una ocasión ha aparecido en los medios de comunicación. En alguna entrevista que le han hecho, no ha dudado en contar que empezó una carrera universitaria que no terminó y que si hay un primer desencadenante de su éxito, fue este primer "fracaso" académico.

Definitivamente un día decidió invitar a su antiguo profesor a un café en el club, precisamente para agradecerle su forma de trabajar.

- "Gracias a ti, hoy soy quien soy. Si no hubieras conseguido que abandonase esa carrera, ahora mismo estaría, posiblemente, como muchos de mis antiguos compañeros, en un puesto que no me gusta y además ganando diez veces menos dinero si no en el paro..." - le dijo entre carcajadas.

Efectivamente, algo que en un principio nos puede parecer un fracaso en el corto plazo, tiene un sentido en el largo plazo y nos configura como lo que somos. Ya hablé de ello hace pocos días, pero esta conversación con Vicente me ha hecho volver a dar una vuelta sobre el tema.

El antiguo profesor hizo que mi amigo tomase la decisión de convertir lo que serían varios años de estudio, en un punto de inflexión en su vida. Algo que el profesor pensó que era negativo, realmente Vicente lo consideraba como algo positivo.

Siempre estamos influyendo en nuestro entorno, ya sea de forma positiva o negativa (en el corto plazo) pero a largo plazo todo tiene un sentido.

Por otra parte, esta conversación con Vicente me hizo reflexionar sobre cómo algunas personas se toman su trabajo. En todos los trabajos existe una vertiente emocional y una vertiente racional y ambas son igualmente necesarias.

El profesor de Vicente empleaba únicamente su vertiente racional (tenía los conocimientos, pero no le gustaba su trabajo) y eso hacía que su supuesta labor no se desarrollase como debía.

Si al contrario, utilizamos únicamente nuestra vertiente emocional, seríamos incapaces de desarrollar el trabajo, de igual modo, porque dejaríamos de lado factores como el rendimiento económico, ventas, etc. Al fin y al cabo, hasta las ONGs tienen estos factores como indicadores de su buen funcionamiento.

En la actualidad tal vez estamos creando personas con un gran conocimiento especializado, pero sin real pasión por desarrollar el trabajo que deberían amar.

¿Y tú? ¿Amas tu trabajo o únicamente lo desarrollas?

Lecturas relacionadas:

miércoles, 2 de noviembre de 2016

El peor de los errores es no equivocarse nunca

mistake


"La experiencia es simplemente el nombre
que le damos a nuestros errores."
Oscar Wilde

Como ayer escuchaba a un escritor en la televisión, "unas veces se acierta y otras veces se aprende". No tengas miedo a equivocarte. De hecho, los ciertos en la vida están plagados de fallos anteriores que nos llevan hacia el camino correcto. Si haces un repaso breve a tu pasado, verás que has fallado en todo muchas más veces de las que has acertado.

Tenemos un miedo atroz al fracaso, a equivocarnos y mucho más a que los demás sepan que nos hemos equivocado.

¿Encargarías la gestión de una empresa a alguien que nunca ha cometido fallos en su vida? ¿Qué ocurriría cuando se encontrase con algún contratiempo? ¿Sabría gestionar la frustración que causan los fallos?

Hace poco tuve la oportunidad de conocer a una persona a la que habían contratado en una empresa informática en un puesto directivo. Esta chica, que realmente era muy joven, no tenía un solo fallo en su historial académico. Cuando empezó a trabajar en su oficina y tuvo el primer problema, sufrió un bloqueo porque realmente no había tenido que gestionar nunca un fracaso. Empezó a esconder los problemas "debajo de la alfombra" e intentar que se solucionasen por si mismos, pero los problemas escondidos son como la entropía... si no les aplicas energía, aumentan. A veces hay que aceptar que podemos equivocarnos, aprender de ello y seguir adelante.

La gestión de lo imprevisto, el control de las crisis, la corrección de errores, son factores imprescindibles en un buen gestor que quiera vivir en el mundo real.

En los países europeos, y mucho más en los del sur, tenemos la tendencia de obviar nuestros fallos en los perfiles profesionales. Si hemos pasado un tiempo trabajando en una empresa y hemos fracasado en nuestro objetivo, solemos dejar ese espacio de tiempo vacío en nuestro currículum.

Sin embargo, en Estados Unidos, suelen mostrarse los fallos con orgullo, como una lección de gestión que hemos aprendido y de la que hemos sacado conclusiones.

No debemos olvidar el valor que tienen los fallos como componente de sabiduría y experiencia.

En una empresa que conozco incorporaron a una persona que venía como gerente de una empresa anterior que había terminado cerrando por todo tipo de problemas: relaciones familiares, gestión económica deficiente, etc.

Tuve la oportunidad de hablar con esta persona tomando un café y me dijo que en su actual empresa precisamente lo tenían como un gurú al que preguntar sobre algunas decisiones fundamentales en la evolución. Era un consultor interno al que gerencia solía recurrir para elaborar su plan de ruta a corto y largo plazo. Lo que no querían precisamente era que ocurriera lo que había ocurrido en la empresa anterior donde este señor trabajaba.

Gracias a este conocimiento de errores de gestión, por poner algunos ejemplos, han separado a las personas con vínculos familiares o sentimentales en departamentos diferentes y han reducido muchos gastos que realmente no eran necesarios y que no eran evidentes a primera vista. De esta forma consiguen que realmente se trate de una empresa donde el mérito se premie, y no la consanguinidad o las relaciones sentimentales, además de un ahorro económico fundamental, y proyectar una imagen de mayor austeridad en sus colaboradores internos y externos. Todas las semanas, el gerente se reúne con esta parte fundamental de la empresa, que es una fuente de sabiduría sobre lo que NO se debe hacer.

No olvides que tus millones de errores del pasado forman lo que hoy eres. Tu futuro está lleno de errores, así que no intentes evitarlos... de hecho, son la prueba de que lo intentas hacer bien.

Cada error que cometes, es uno menos en tu camino hacia el éxito.

Lecturas recomendadas:

lunes, 31 de octubre de 2016

El presupuesto ideal en publicidad es CERO

zeroes


Sobre este asunto, hace una semana tuve un debate con un amigo que trabaja en una empresa de publicidad internacional. Lleva cuentas de algunas empresas de cierta importancia y me decía que algunas empresas pequeñas que antes no podían hacer publicidad, están empezando a realizar publicidad indirectamente en Redes Sociales sin contar con ellos ni con ninguna agencia especializada en RRSS o generalista

Principalmente sobre el presupuesto destinado a este asunto hay dos tendencias de las que me habló Eduardo:

- Proporcional a los beneficios de la empresa: En este caso se destina un porcentaje del margen de beneficios del año anterior a publicidad durante el año siguiente.
- Cantidad fija: Se destina una cantidad fija que no se modifica salvo por necesidades del mercado.
- Mix: En algunas partidas se destina un porcentaje de los beneficios de la empresa y en otras partidas un fijo, de forma que siempre se aseguran una cantidad, aunque el margen de beneficio disminuya.

Sin embargo, en la actualidad hay una nueva filosofía que parece calar en especial en algunas empresas con poco presupuesto para publicidad: El presupuesto externo para publicidad debe de ser CERO.

Efectivamente las Redes Sociales han venido para quedarse y suponen una herramienta fundamental para comunicar en la empresa. Bien empleadas, pueden suponer la mejor herramienta, en especial si conseguimos interactuar con nuestros clientes de una forma adecuada.

Sobre las RRSS en la empresa existen dos tendencias principales:

- Formar personal interno y realizar todo el trabajo nosotros mismos. Este sería el caso ideal para mi amigo Eduardo, ya que en este supuesto podemos controlar los gastos directamente y además, la política de la empresa será parte también del personal de este departamento. El conocimiento sobre nuevos productos, política empresarial, etc. será mucho más directamente adquirido por el personal de un departamento dentro de nuestra propia empresa.
- Confiar la gestión de las RRSS a una empresa externa. También tiene sus ventajas y desventajas. Para empezar, tendremos un presupuesto externo y dejamos en manos de una empresa exterior la gestión de la imagen de nuestra empresa, cosa muy arriesgada. El conocimiento que van a tener de nuestra empresa será únicamente a través de los informes y manuales que creemos para ellos, por lo que será limitado.

Mi amigo Eduardo siempre es partidario, siempre que sea posible, de crear un departamento interno con manuales y protocolos de actuación bien definidos, lo que supone un presupuesto externo "CERO".

¿Cuál es tu opinión acerca de este asunto?
Participa en el debate en los comentarios más abajo.


Lecturas recomendadas:

viernes, 28 de octubre de 2016

Nada es imposible... si te olvidas de tu intuición

Steam Engine on St. James's Street


Si nos hubiéramos dejado llevar por nuestra intuición, ahora mismo no utilizaríamos coches y seguiríamos yendo en caballo y a pie a todos sitios. Muchos "expertos" auguraron que el cuerpo humano no podría aguantar las "terribles aceleraciones" de los nuevos coches de vapor y posteriormente de gasolina, capaces de alcanzar los 30 km/h, una velocidad considerada incompatible con la vida.

Curiosamente, estas afirmaciones las hacían médicos y veterinarios, sin haber hecho ningún tipo de experimentación, sino únicamente dejándose llevar por sus conocimientos y extrapolándolos, en una curiosa mezcla con su prepotencia y miedo.

Cuando tenemos conocimientos sobre algo, es precisamente cuando este tipo de circunstancias se dan. Siguiendo con el artículo de ayer: nuestros conocimientos nos hacen creer estar en poder de la verdad y la falta de autocrítica es lo que nos hace equivocarnos.

Hace muchos años que descubrí seis palabras mágicas que lo hacen todo posible: "No lo se, pero lo averiguo."

Cuando no conocemos algo, o aunque entre en nuestro espectro de conocimientos, no sabemos acerca de ello porque realmente es algo nuevo, es el momento de dejar a un lado nuestra prepotencia y conocimientos adquiridos y pasar a la experimentación y el trabajo para conseguir lo que hasta ese momento se consideraba no posible.

Elon Musk (CEO de Tesla Motors) no considera que nada sea imposible, y cuando alguien le dice que algo no es posible, lo que hace es pedirle una explicación basada en la física de porqué no funcionará. ¿Sabes lo que ocurre en la mayoría de ocasiones? Que la explicación física no existe, porque realmente puede funcionar variando pequeños factores. Todo es cuestión de trabajarlo desde el enfoque adecuado.

Las reuniones son lugares muy dados a frases del estilo "no es posible" o "eso no puede ser". Estas afirmaciones son completamente infundadas. Tengo un amigo que trabaja en una empresa de internet, que precisamente hace todo lo contrario de lo que le dice su equipo: si alguien le dice que algo "no es posible" le contesta de forma taxativa "durante el próximo mes tu trabajo será hacer que sea posible". Con el debido apoyo, lo que se suponía imposible, termina siendo posible.

Curiosamente, la intuición no es algo que funcione nada bien en materias en las que se supone que tenemos conocimientos.

Lecturas recomendadas:

jueves, 27 de octubre de 2016

El principio de la sabiduría... ser autocrítico

critic


No hace mucho mi amigo Gerardo, asesor de negocios, me decía que tuvo una curiosa conversación con un amigo común, con un pequeño negocio de alimentación que no termina de funcionar adecuadamente y tiene dudas continuamente. Estaba tomando un café con él y conversando acerca de su empresa y de las dificultades que tenía últimamente (realmente siempre las había tenido).

Mi amigo le indicó que debería de hacer un reestudio de sus flujos de entrada y salida de dinero en la empresa, algo tan sencillo como eso, y descubriría que uno de los fallos que estaba cometiendo era trabajar con el dinero de la caja como si se tratase de SU dinero. Cuando necesitaba dinero para sus gastos diarios, simplemente abría la caja del negocio y disponía del dinero recaudado a lo largo del día como si se tratase de la cartera que llevaba en el bolsillo.

Como asesor, Gerardo le indicó que lo que debía hacer era considerar ese dinero como lo que era: dinero de la empresa, y asignarse una cantidad mensual para él mismo, y destinar el resto del dinero a pagar sueldos, gastos, etc. Su dinero debía de ser únicamente un gasto más, un sueldo más. Algo por otra parte lógico.

En ese momento mi amigo Gerardo se convirtió en el objeto de un conjunto de improperios que aquí no voy a repetir, pero que básicamente venían a indicar la prepotencia de nuestro buen amigo Federico.

- "Llevo años llevando mi negocio y ahora no me vais a decir cómo hacer mi trabajo. La empresa es mía y yo me pongo el sueldo que quiero. Si luego no puedo pagar alguna cosa, es asunto mío, pero no pienso bajar mi nivel de vida."

Básicamente se mostró aquí el principal problema que existía en su negocio de alimentación: consideraba el negocio como algo propio (correcto) y poder total sobre los flujos de entrada y salida de dinero (incorrecto).

Además, había otro error de base: la falta de autocrítica.

Si quieres evolucionar en cualquier aspecto de tu vida, ya sea en los negocios o en tu vida personal, tienes que estar abierto a recibir todo tipo de críticas. Evidentemente no todas van a ser bienintencionadas, pero es tu labor el seleccionar las que realmente se correspondan con errores que cometes (en el fondo todos sabemos nuestros errores) y encontrar la forma de solucionar esos errores.

Las críticas no deben de ser tomadas obligatoriamente como ataques directos (aunque algunas puedan parecerlo). Hay que saber distinguirlas especialmente por de quién proceden y analizarlas.

No hace mucho acudí a una reunión con un cliente y me hizo una pregunta curiosa: "¿Podrías decirme qué crees que podemos hacer para funcionar mejor como empresa?". Yo sólo soy un proveedor, pero le indiqué respetuosamente algunas de las cosas que creía que podrían mejorar para vender más (y mejor). Me agradeció el comentario y me dijo que de vez en cuando hacía esas preguntas a sus clientes, proveedores y personal para estar en un ciclo de mejora continua.

Si quieres mejorar, no puedes encerrarte en ti mismo/a y debes estar abierto a las críticas, luego analízalas y aplica lo que sepas que realmente son críticas sinceras sobre problemas que tienes.

No te cierres sobre ti mismo, porque no estás en posesión de la Verdad Universal.

Lecturas recomendadas:

martes, 25 de octubre de 2016

La importancia de filtrar en la vida.. y en los negocios

Sorted Modulex


Hace unos meses tuve una conversación con mi amigo Galo, empresario con muchos años de experiencia, que me resultó especialmente instructiva. Esta conversación me ha venido a la mente después de un post que ponía ayer un amigo en una red social en la que hablaba sobre que se sentía defraudado con algunas personas. Realmente esta mala experiencia que mi amigo relataba en este post estaba teniendo un coste emocional para él.

Estábamos en una feria y mientras tomábamos un tentempié recibió unas cuantas llamadas. Atendió todas, aunque estábamos en medio de una comida, pero sin embargo una de ellas directamente la rechazó. Al principio me quedé un poco asombrado y como tenía confianza con él decidí preguntarle porqué había decidido aceptar el resto y rechazar una de ellas.

Me contestó que todos eran contactos A y una era de tipo C.

Me contó que tenía a sus contactos ordenados en función de la facturación que le hacían (si eran clientes) o que les hacía él (si eran proveedores). Tenía clasificados los contactos con tres letras: A, B y C. Los contactos A eran del 20% que le generaban el mayor negocio, los contactos B eran del 70% del medio y los contactos C eran el 10% restante.

Su norma era que los contactos A podían interrumpirle a cualquier hora del día, los contactos B únicamente en horario laboral y los contactos C directamente los remitía al correo electrónico.

Cada año, dedicaba un par de horas a volver a clasificar sus contactos mediante una aplicación y los renombraba con la facturación actualizada.

Personalmente intento atender por igual a todos mis clientes, los que me generan negocio, claro. Hay algunos que cuando miras las cifras de compra de un año y ves que no te han comprado nada, pues realmente te planteas muchas cosas, en especial si te ocupan mucho tiempo para luego no generar nada de negocio efectivo.

Pero realmente esta conversación con mi amigo, que es un empresario de éxito (lo que quiera que eso signifique) nos llevó a otros temas más personales.

Galo y yo terminamos hablando sobre lo importante que es filtrar en la vida, más aún cuando mucha gente va pasando por tu vida, ya sea empresarial o personal.

Me contó que una de las historias que le contaron en una charla a la que asistió le resultó de mucha ayuda. Más o menos era así:
Imagina que vas subiendo una montaña muy alta. En la base de la montaña encontrarás a mucha gente, toda aquella que quiere llegar a la cima. Conforme vayas subiendo, el número de personas que encontrarás irá disminuyendo, y por el camino encontrarás a personas que bajan y suben al igual que tú. De estas personas con quienes te cruces en tu camino hacia la cima, habrán personas que habrán llegado a lo más alto y te animarán a seguir adelante, y personas que no han sido capaces y cansadas han decidido volver a bajar. Estas últimas son aquellas que te desanimarán porque creen que si ellos no han sido capaces, nadie lo será.
Tienes que prestar atención únicamente las opiniones de las personas que te animen a seguir adelante. Las opiniones de aquellos que te hablen de que no se puede llegar deben ser tomadas únicamente como ejemplo de lo que no hay que hacer. Si te han dicho que han intentado subir por el camino A y que está bloqueado, tú debes de probar el camino B. Aprovecha su conocimiento, que les ha costado dolor.
Aprende a filtrar las opiniones que te animen a seguir adelante y obviar aquellas que puedan minar tus ganas de subir.
La vida es esto, una continua subida hacia una cima que realmente no existe y donde te cruzarás con multitud de personas que pueden animarte o no.
Es tu decisión elegir las opiniones que más te van a beneficiar
Está claro que en la vida no se le puede caer bien a todo el mundo y además eso es lo correcto. Un sacerdote que me dio clase de Religión en mis años en educación secundaria, nos decía que nunca nos fiásemos de alguien que gustase a todo el mundo porque eso querría decir que a cada persona le decía una cosa diferente. Muchas veces cometemos el error de querer caer bien a todo el mundo y eso no es posible. 

Se dice que tardas sólo unos segundos en saber si alguien te va a caer bien o no. Esa opinión primaria luego puede ser confirmada o no por el tratamiento que tengamos durante el resto de la relación personal, pero al fin y al cabo se trata de algo primario, basado en nuestro cerebro más primitivo. No se trata de decisiones meditadas sino instintivas.

Selecciona muy bien las personas con quienes te relacionas porque encontrarás personas que te ayuden en tu camino animándote y aportando cosas positivas a tu vida; y también encontrarás personas que no te aporten nada a la vida.

A veces hay que ser más radicales aún, y descubres que ciertos entornos en los que te desenvuelves tampoco aportan nada a tu vida y no te hacen crecer como persona.

En el caso de personas o entornos que no aporten nada a tu vida o que incluso te cuesten recursos emocionales no dudes nunca... déjales marchar en paz.

Lecturas recomendadas:

lunes, 24 de octubre de 2016

Tu blog no debe ser un edificio sucio, viejo y abandonado

Old


Hoy me ha vuelto a ocurrir... Alguien ha contactado conmigo en LinkedIn y como suelo hacer, he curioseado un poco en su perfil antes de añadirle o no como contacto.

Al entrar en su perfil lo primero que me ha llamado la atención es que no había tenido casi ninguna actividad profesional, pero si mucha formación. Su único trabajo aparecía como "Presidente ejecutivo" en su propio dominio web "www.aquivasunombre.com".

No voy a negar que en este momento ya me empezó a parecer un poco pomposo el cargo de "CEO", pero cuando entré a su web y encontré que había una sola entrada en su blog en la que decía "Próximamente... Web en contrucción." se confirmaron mis peores presagios. Un logotipo de los años 2000 con una telaraña y una araña que se balanceaba en ella era lo más apropiado y ajustado a este blog.

Esto también me suele ocurrir con otras redes sociales como Instagram o Twitter en las que en ocasiones me encuentro con perfiles que llevan años sin publicaciones actualizadas y sin actividad en general.

Existe una tendencia a que todo el mundo tiene que tener obligatoriamente estos elementos: Twitter, Facebook, YouTube, Página en Facebook, LinkedIn, Instagram, SnapChat, Blog personal y/o de trabajo, por supuesto... dominio propio y montones de RRSS más abiertas (aunque luego no las uses).

Respecto a este asunto cuando alguien me pregunta digo siempre lo mismo: Date de alta en lo que seas capaz de mantener y que entre en tu tendencia natural.

Si de forma natural no eres de los que hace fotos o tu industria no está relacionada con estos asuntos... ¡No abras un Instagram que no vas a mantener actualizado!

En mi caso personal, Periscope y SnapChat son dos plataformas que no uso. En el caso de Periscope, lo utilizo una o dos veces al año para retransmitir algún evento desde Twitter (como en el caso del South Summit) y realmente nunca he tenido la necesidad ni nadie me ha reclamado el uso de SnapChat, así que ni siquiera tengo cuenta abierta en esta red social.

Si ya tienes tu dominio comprado y dirige a un blog que no se actualiza con cierta frecuencia, deberías hacer lo siguiente:

Si el blog no ha llegado a tener actividad nunca: Habla con el proveedor de tu dominio web y dile que lo quieres redirigir a tu perfil de LinkedIn, por poner un ejemplo. Seguro que tiene mejor imagen y su impacto será más positivo, consiguiendo así mayor retorno. Puedes así entregar una tarjeta de visita únicamente con la dirección de tu web, cosa que me gusta. Quien visite esta web irá directamente a tu perfil de LinkedIn donde podrá contactar contigo.

Si el blog ha tenido actividad pero ya no tienes tiempo de actualizarlo: Escribe un pequeño post explicando esta circunstancia y añade en él formas de contactar contigo. Es importante que compruebes con las estadísticas de tu blog si realmente sigue teniendo actividad: a lo mejor aún hay gente que lo visita, o tal vez no. En mi opinión, un blog que no ha recibido ni una sola visita en un año entero, puedes cerrarlo sin temor alguno porque ya no tiene repercusión.

Se trata de compartir tu actividad, no de convertir tu blog o redes sociales en un edificio viejo, sucio y abandonado.

Lecturas recomendadas:

jueves, 20 de octubre de 2016

Cuando tú no estés el mundo seguirá girando

Spin


Ayer llegué a una empresa donde trabaja un buen amigo y a primera vista, al llegar a su sección, no lo vi. Como resulta que estoy acostumbrado a que en esa empresa suele rotar mucho el personal, le envié un WhatsApp preguntándole dónde andaba y en un par de minutos volvió a su puesto y estuvimos hablando unos minutos mientras iba haciendo gestiones.

En ese momento miró su móvil y el mensaje que le había enviado en el que le decía que dónde estaba e incluía un emoticono con cara de asombro.

- ¿Que dónde estaba? Jajaja... Había salido un momento
- Yo qué se, como aquí cambian a la gente con tanta facilidad, cualquier día llego a tu sección y no te encuentro.
- Bueno, aquí me echarían de menos seguro
- Durante un tiempo. Después te aseguro que todo seguiría su curso. Nadie es imprescindible.

Uno de los pensamientos más comunes y por los que solemos relajarnos en los puestos de trabajo es el pensar que somos 100% necesarios.

El sistema educativo nos prepara para ser piezas de un mecanismo. Piezas fácilmente sustituibles unas por otras, de forma que si hay que hacer un cambio el sistema completo de la empresa se resienta lo menos posible.

Está claro que nunca vamos a ser insustituibles, pero si podemos trabajar para ser lo menos prescindibles posibles.

Cuando se trata de hacer un ajuste de personal en una empresa, siempre se piensa en las personas que menos van a "trastornar" el sistema con su ausencia. Por eso los puestos con menos relación con los clientes son los primeros en plantearse.

Si tienes una relación cercana con los clientes y le aportas tu personalidad y buen hacer, será mucho más difícil que seas reemplazable, al menos a corto plazo, porque el grado de malestar que se puede generar con los clientes por prescindir de ti, será mayor.

En cualquier caso, lo mejor siempre es hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible y no olvidar nunca que todos somos sustituibles.

Aporta tu sello personal (en positivo, por supuesto) y serás mejor valorado.


Lecturas recomendadas:



miércoles, 19 de octubre de 2016

Abraza la locura porque en ella está la verdadera Creatividad

Crazy Nut


Hace unos días estuve en el evento South Summit en el que tuve la oportunidad de asistir a varias conferencias de emprendedores, economistas e incluso matemáticos, que trataban diversos temas sobre el emprendimiento en las empresas tecnológicas. Realmente estas jornadas me sirven para recargar energía y digamos que son como mi "festival musical veraniego" en el que cargo pilas para el resto del año. Me gusta escuchar discursos inspiradores basados en experiencias concretas y reales.

Además, coincidió que estoy leyendo la biografía de Elon Musk (PayPal, SpaceX y Tesla) en mi Kindle y subconscientemente enlacé algunos de estos discursos con la biografía que leía en pequeños fragmentos en los trayectos a la sede del South Summit o en los lugares donde solía comer.

Algo tan sencillo como lo siguiente: "Cualquiera puede hacer lo posible. Hagamos lo imposible."

En las reuniones solemos desprestigiar algunas ideas con la frase derrotista de "No es posible. No podemos hacerlo. Es imposible. Es una locura." y nos centramos en las ideas fáciles, que son realizables a corto o medio plazo.

Precisamente en ese punto hay que cambiar. Tenemos claro el objetivo, pero no tenemos claro el cómo. Por eso pasamos al "No es posible". Pero realmente no es que no sea posible, sino que únicamente no sabemos cómo hacerlo.

No pienses que algo no es posible. Simplemente piensa en cómo llegar a tu objetivo. Si tienes que dar un rodeo o hay que pasar por multitud de pasos intermedios, hazlo, pero no te des por vencido.

Cuando a Elon Musk lo trataron de loco por pretender hacer un vehículo eléctrico con 500 km de autonomía, no se dio por vencido y empezó a pensar en el cómo conseguirlo... paso a paso.

A veces hay que abrazar a los locos y la locura, porque ellos son los verdaderos innovadores, los que aportan ideas descabelladas que necesitan de soluciones, pasos intermedios verdaderamente frescos y rompedores. 

No pienses que algo es imposible. Simplemente encuentra el modo de hacerlo posible.

Enlaces relacionados:

martes, 18 de octubre de 2016

"Comenzando viaje": Herramientas para conducir de forma más eficiente

Driving


Si miras el cuentakilómetros de mi coche y te digo el tiempo que tiene, podrás deducir rápidamente que suelo pasar muchas horas al volante. Como persona que pasa mucho tiempo en el coche, intento sacar el máximo rendimiento a esas horas y trato de no pasar muchas horas en atascos o buscando aparcamiento durante interminables minutos dando vueltas y vueltas a la misma manzana, así como optimizar mis visitas tratando de tardar el menor tiempo posible, recorrer la menor distancia posible y asimismo gastar la menor cantidad posible de combustible.

Hay tres herramientas que considero fundamentales para mi trabajo diario.

Google Maps

Google Maps hasta hace algún tiempo era únicamente una herramienta con la que ver mapas de todo el mundo, posteriormente pasó a ofrecer la posibilidad de viajar de punto a punto (de A a B). Con una de sus últimas actualizaciones más interesantes te permite realizar una ruta, con múltiples paradas. En mi caso particular planeo mis visitas a los clientes con cierta antelación, por lo que puedo optimizar una ruta con diez visitas realizándola en el menor tiempo posible y recorriendo la menor distancia. Primero introduzco los puntos a visitar desde el inicio hasta el final (que normalmente suelen ser el hotel donde estoy alojado) y después puedo ir variando la ruta arrastrando un punto antes que otro, hasta que veo que la distancia recorrida es la menor posible. Tal vez una actualización más que interesante sería que Google Maps trazase por si mismo una ruta optimizada con la menor distancia y/o consumo de combustible, pero de momento esto hay que hacerlo de forma manual. Una opción muy interesante, disponible en algunas zonas del mapa es la de realizar una ruta en bicicleta, con lo que el sistema automáticamente elige una ruta en la que el desnivel sea el menor posible, aunque tengamos que recorrer una distancia mayor, para hacer que el esfuerzo sea menor.

Drive Smart

Si hay algo que nos suele molestar a todos es que nos pongan una multa, ¿verdad? ¿Porqué nos sancionan cuando conducimos mal, pero no nos premian por conducir bien? Pues bien, ahora también es posible ser premiado por conducir bien. Drive Smart es una aplicación que monitoriza cómo conducimos: límites de velocidad, pasos de peatones, semáforos, señales de tráfico, aceleraciones y curvas que tomamos a demasiada velocidad. En función de cómo hemos conducido, Drive Smart nos puntúa sobre 100 y nos indica cuál es nuestro nivel de "buen conductor" en base a varios parámetros.

Resulta curioso poder ver el recorrido y saber dónde has conducido bien y dónde has cometido imprudencias o potenciales sanciones que podrían haberte costado una multa de tráfico. Para cada recorrido puedes ver qué tal lo has hecho e incluso comprobar en un ranking cuál es tu puesto y trofeos virtuales que puedes conseguir. Punto y aparte de saber tú mismo cuáles han sido tus "pecados" al volante y el ranking que tienes, lo más interesantes es que consigues puntos que puedes canjear por regalos: descuentos en tiendas, gasolina gratis, lavados de coche, etc.

Resulta también muy interesante lo activos que son los Community Manager de Drive Smart en Redes Sociales, en concreto con la cuenta que yo más he interactuado ha sido la de Twitter (@DriveSmartES) y que ofrece regalos como por ejemplo un segundo lavado gratis por colgar una foto de tu primer lavado (a día de hoy) y además siempre contestan a los comentarios sobre la aplicación.

Cada vez que entras al coche debes de pulsar el botón "Inicio" y al bajar debes detener la aplicación, pero existe una forma de trabajar con Drive Smart que es la que yo utilizo y que me parece increíblemente sencilla: puedes vincular el Bluetooth de tu coche con la aplicación y cada vez que tu teléfono se conecta con tu coche empieza automáticamente a funcionar la aplicación y al salir del coche se acaba automáticamente el recorrido sin que tengas que hacer nada. Teniendo en cuenta que existen Bluetooth muy económicos (el mío me costó 15€), podrías plantearte comprar uno. Una voz te indica "Comenzando viaje" al ponerse en marcha y "Viaje finalizado" al terminar.

Desde luego para mi ha sido un descubrimiento y parece que en los próximos meses van a ofrecer muchos más regalos, así que no perdáis el tiempo y empezad ya a acumular puntos para canjear por regalos y veréis como vais mejorando vuestra conducción sin daros cuenta.

Wazypark

Esta aplicación la he dejado para el final porque si bien funciona adecuadamente, dado que no tiene una implantación muy alta y se baja en los datos que aportamos nosotros y que aportan el resto de usuarios, pues no tiene un grado de beneficio ni fiabilidad tan alto como nos gustaría. Sin embargo tengo que decir que cuando la empecé a utilizar en mi ciudad, una ciudad relativamente pequeña del sur de España, me sorprendió la cantidad de usuarios.

Paso a explicaros cómo funciona: Cuando te subes al coche (también puedes vincularlo al bluetooth de tu coche) el sistema entiende que acabas de dejar una plaza de aparcamiento libre y por lo tanto ofrece tu aparcamiento al resto de usuarios durante un tiempo que considera que es el tiempo que tardará en ocuparse la plaza. Cuando llegas a otro lugar y dejas el coche aparcado, el sistema entiende que esa plaza está ocupada y no la ofrece al resto de usuarios. Estos datos son siempre estimativos, dado que no todos los conductores tienen la aplicación instalada, pero puede darnos una orientación de dónde puede haber plazas libres. Cuando ves el mapa en el teléfono, te indica con un código de colores (verde, amarillo y rojo) cuánto tiempo ha pasado desde que han dejado la plaza libre, por lo que cuanto menos tiempo haya pasado, más probabilidad hay de que la plaza no esté ocupada. Teóricamente también acumulas una serie de puntos por utilizar la aplicación al aparcar y dejar la plaza libre (2 puntos por cada acción) pero realmente aún no he encontrado regalos que sean realmente atractivos. Utilizo la aplicación más por el hecho de encontrar aparcamiento más fácilmente, en especial cuando viajo a ciudades como Madrid, en las que resulta mucho más difícil aparcar.

Resumiendo

Creo que estas tres aplicaciones no deben de faltar en tu teléfono si utilizas el coche con cierta frecuencia, como es mi caso. Entiendo que pueden resultar un poco difíciles de utilizar al principio, pero con un poco de práctica se convertirán en parte de tu día a día.

Enlaces relacionados:


domingo, 18 de septiembre de 2016

Muévete de forma más inteligente por la ciudad: Cabify

BMW i3 electric car, Embarcadero, San Francisco
Código promocional para crédito gratis en el primer trayecto:
HURTADO

Hace algunos meses que me hablaron de Cabify, una empresa de transporte privado que permitía contratar un coche con chófer. Realmente durante unas semanas sólo estuve dado de alta, ya que en mi ciudad aún no operan, pero en mi siguiente viaje a Madrid lo probé y decidí que se convertiría en mi solución de transporte profesional.

Normalmente cuando me desplazo por ciudades como Madrid, Barcelona o Málaga, suelo utilizar el transporte privado (mi propio coche) o transporte público (metro en la mayoría de ocasiones). Sin embargo hay situaciones en las que necesito un transporte más rápido, que me permita desplazarme sin el estrés del tráfico y con más prestaciones.

Este servicio me permite utilizar un coche con chófer, por lo que si el trayecto es un poco largo, puedo trabajar a la vez que me desplazo. Puedo utilizar el ordenador portátil, móvil o tablet conectado a la WiFi del coche (sin cargo adicional) y tengo a mi disposición botellas de agua de forma gratuita también.

En alguna ocasión también lo he utilizado junto con algún amigo o cliente, haciendo alguna parada en el trayecto para dejarles, sin que me suponga un cargo adicional.

Puedes pedir tu transporte directamente desde tu teléfono móvil con la aplicación Cabify o desde la web. Al introducir origen y destino, el sistema te ofrece directamente el precio resultante. No importa si hay un atasco, si el conductor tiene que dar un rodeo o si tarda más de lo previsto... ¡el precio será el mismo!

Existen diferentes categorías de vehículos: Lite (transporte más económico), Executive (transporte más lujoso) y Group (para transporte de grupos más grandes). Además, desde hace algunas semanas, en Madrid se dispone de una nueva categoría (Electric) de vehículos puramente eléctricos, BMW i3.

Si no necesitas el transporte en ese momento, pero que tienes que usarlo más adelante (por ejemplo, si tienes que coger un vuelo a primera hora de la mañana y no quieres contratiempos), puedes realizar la reserva y efectivamente a la hora prevista tendrás el coche esperándote.

Incluso puedes recoger a algún cliente del aeropuerto para que vaya a tu empresa, sólo hay que indicar los datos de contacto de la persona a recoger (nombre y teléfono móvil) desde los comentarios al conductor en la aplicación o la web. El coche se desplazará a recoger a esta persona y la desplazará donde solicites.

Para los autónomos y empresas es una solución ideal. Tras introducir los datos de forma correcta nos irán enviando información apta para las liquidaciones. Después de cada trayecto nos envían un recibo del mismo, y a final de mes, recibiremos una factura por email en PDF con todos los trayectos y los importes totales.

En el momento de redacción de este post, las ciudades donde opera son Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla, Bilbao, Vitoria, La Coruña y Tenerife; pero van a ir incorporando más y más ciudades a lo largo del tiempo.

Por cierto... ¿He mencionado que es más económico que otros transportes en coche?

Si quieres probar este sistema, puedes darte de alta desde este enlace y conseguirás crédito gratis para tu primer trayecto. Puedes utilizar durante tu registro el siguiente código promocional: "HURTADO".

miércoles, 20 de julio de 2016

Conviértete en vehículo de la solución, no del problema

Problem, Solution, Result...


No hace mucho comentaba con un amigo sobre la cantidad de problemas que se plantean en el día a día en su trabajo, sobre los que debe informar a sus superiores.

En su práctica diaria había llegado a la conclusión de que no bastaba con plantear el problema al jefe, sino que resultaba mucho más efectivo cuando preparaba una serie de posibles soluciones viables.

Cada viernes tiene una reunión en la que debe plantear a su superior los principales inconvenientes de gestión con ciertos clientes. Me comentaba que tras años de trabajo con este jefe en concreto, se había dado cuenta de que en el momento que planteaba el problema junto con posibles soluciones que debían ser autorizadas por el jefe, dejaban de ser problemas.

Definitivamente si simplemente planteas el problema a quien tienes delante, están convirtiéndote en un simple transmisor de problemas. Te quitas el problema de encima para pasarlo a quien tienes enfrente. Como transmisor del problema sin aportar nada para su solución, serás percibido como parte del problema.

Por el contrario, lo mejor antes de transmitir el problema que encontremos es esperar un poco... meditar sobre ello... y encontrar posibles soluciones...

Un colaborador de otra empresa me decía que a veces algo tan sencillo como preguntar al cliente "¿Qué podemos hacer para solucionar el problema?" es algo que puede resultar. Muchos de vosotros os echaréis las manos a la cabeza pensando que el cliente os propondrá una solución disparatada, pero mi colaborador me comentaba que al contrario de lo que se pueda pensar, en muchas ocasiones las soluciones son más que razonables. En el caso hipotético de que un cliente nos proponga algo fuera de toda lógica, mi amigo me decía simplemente contestaba con "eso no puedo hacerlo" o "no me autorizarán esa solución". Realmente esto zanjaba la conversación.

Planea posibles soluciones a problema antes de hablarlo con cualquiera. Si es necesario tómate un tiempo prudencial para pensar en ello.

Te asombrará la facilidad con que arreglas problemas de esta manera y la facilidad con que te autorizan las soluciones, siempre y cuando sean lógicas.

Si explicas el problema correctamente y planteas de forma lógica la solución que sea más adecuada, simplemente te dirán "adelante".

Conviértete en vehículo de la solución, no del problema.

martes, 21 de junio de 2016

Aparca tus problemas... aunque sea por unas horas

Parked Car


Ayer mantenía una conversación con una amiga que tiene serios problemas para dormir. Parece que suele preocuparse por las cosas en demasía y pasa horas y horas a lo largo del día (y la noche) dándoles vuelta a los problemas. Según me dijo, suele implicarse demasiado con los problemas de los demás y los convierte en suyos, intentando darles una solución, que en ocasiones no tienen o que no llega tan rápido como les gustaría.

- "Por las noches suelo darles vuelta a los problemas y me cuesta mucho dormir. No es extraño que durante la noche me levante de la cama después de despertar de una pesadilla en la que asumo los problemas de otros buscando soluciones que no llegan."

Esto, que puede parecer un poco extremo, nos ocurre a todos de una u otra manera a lo largo de la vida. Nuestro cerebro trabaja 24 horas al día buscando información, organizándola y planteándose nuevos retos de los que ni siquiera somos conscientes. En realidad es parte de nuestro éxito como especie: un cerebro que trabaja a nivel consciente e inconsciente, pero esta ventaja puede convertirse en un problema cuando se lleva a ciertos límites de preocupación o se asumen problemas que no son propios.

Para estos casos un amigo psicólogo me habló de diferentes rituales que podemos llevar a cabo. No es extraño que en ciertas culturas se elaboren rituales de cambio de estación en las que se procede a la destrucción de imágenes que simbolizan los problemas pasados. Algunas culturas envían al mar figuras que simbolizan como demonios que les atormentan y otras queman simbólicamente algunos ídolos que representan circunstancias que les impiden avanzar.

burn your idols


Este amigo me recomendó hacer algo tan simple como escribir en una libreta una lista de los problemas que no nos dejan conciliar el sueño junto con una enumeración de las posibles soluciones. Es una forma de "aparcar" simbólicamente esos problemas en la libreta y sacarlos de nuestra mente. Dejar la libreta en una habitación diferente a aquella en la que dormimos, le añade una distancia adicional. Al día siguiente si queremos podemos volver a leer la lista de problemas y soluciones para seguir trabajando en ellos.

Mi amiga temía olvidar las posibles soluciones y pasaba las horas en la cama dando vueltas al problema y las posibles soluciones. De esta sencilla manera, podría dedicar unos minutos antes de acostarse a exteriorizar esas circunstancias y eliminarlas de su cerebro hasta el día siguiente.

No olvides que el ser humano es un animal simbólico y a veces necesitamos de ciertos rituales que pueden parecer casi "mágicos" para seguir día a día... Esta noche dormirás mejor...

Naturally

Entradas populares