Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

sábado, 16 de mayo de 2015

Hoy no es tu día...

Bus driving fail in northwest
Foto por Sam Beebe (Creative Commons)
Hace unos meses un amigo que está preparando unas oposiciones me llamó para decirme que se sentía especialmente cansado y que no era capaz de memorizar nada. Estaba desanimado y casi a punto de rendirse. Dedicaba muchas horas al día al estudio, pero ese día estaba atascado completamente.

- ¿Pero llevas mucho tiempo preparándolas, no? - le pregunté.
- Sí, pero hoy no doy una. Me siento cansado y no soy capaz de organizar ideas.
- Deberías descansar durante un par de días.
- Creo que voy a dejar las oposiciones. - dijo desanimado.
- ¿Y si sólo se trata de un mal día? A lo mejor mañana estás al 100% de nuevo. Descansa un par de días. Vete a la playa y deja los apuntes en casa. Sal a dar paseos y no pienses en los estudios. Ya tendrás tiempo cuando hayas repuesto fuerzas. El cerebro necesita tiempo para descansar y organizar pensamientos de forma subconsciente. La única forma que tiene que decirte que necesita un respiro es mediante los fallos.

Mi amigo se marchó un par de días a la playa. Aunque era invierno, dio largos paseos por la mañana temprano para ver el amanecer mientras escuchaba su música favorita.

A la vuelta a la ciudad me llamó para agradecerme mi consejo y me comentó que estaba de nuevo cargado de energía.

Nuestro cerebro necesita de sueño y tiempo de descanso para reponer fuerzas. Realmente el cerebro no descansa nunca, pero en el tiempo de sueño y descanso se encarga de reorganizar los pensamientos y estímulos que recibe a lo largo del día. Muchos de los pensamientos que llamamos "premoniciones" o "presentimientos" no son nada más que conclusiones a estímulos que nuestro inconsciente ha percibido y que nuestro cerebro procesa, dándonos respuestas que no sabemos que tenemos.

Por esto, es especialmente importante tomarse un tiempo para tomar decisiones como por ejemplo dejar ese proyecto que llevas entre manos simplemente porque has tenido un mal día. Debes de evaluar si realmente es algo que no vas a ser capaz de hacer o simplemente se trata de que has tenido un mal día.

Si después de ese tiempo de meditación has llegado a la conclusión de dejarlo, adelante, pero no lo hagas de forma precipitada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares