Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

domingo, 16 de agosto de 2015

Apple Watch... ¿Algo más que una cara pulsera?

Apple Watch 開箱實用照


Tengo que reconocer que el Apple Watch me llamó la atención y le hice seguimiento en internet para enterarme de sus características, precio y disponibilidad. No era el primer smartwatch en salir a la venta, de hecho por mis muñeca ya habían pasado varios, pero prometía ser el mejor con las características de diseño y usabilidad que Apple solía dar a sus productos.

Hace algún tiempo que salió a la venta y de hecho no ha sido hasta hoy en Madrid cuando he visto a una señora, en la cola para entrar en un restaurante, llevando uno de estos smartwatches con una llamativa correa pero la conversación me ha hecho ver claramente cuál ha sido el problema:

- Disculpe que le moleste. ¿Eso que lleva es un Apple Watch?
- Si. Es un reloj de Apple. (Su marido me mira extrañado)
- Perdone que me entremeta de nuevo, pero ¿Qué tal le funciona?
- Uy... Pues no se... La verdad es que lo he cargado esta mañana y ya se me ha apagado. La verdad es que no se muy bien lo que se puede hacer con él. Lo único que hago es mirar cuando me llaman y me llega un guasap. El reloj de Mickey Mouse es muy bonito y a mi nieta le encanta.
- ¿Pero se le ha quedado sin batería ya?
- Si... Es que esta mañana hemos salido temprano de casa, como a las cinco... Me lo regaló mi marido porque se lo regalaron en su empresa y él no lo quería. Yo lo llevo porque es bonito... ¿Parece una pulsera, verdad? Y me han dicho que es muy caro... (dice esto último casi susurrándolo).

Sobre esta conversación saco varias conclusiones:

1. El cliente no percibe un uso del Apple Watch más allá que como gestor de notificaciones. Es decir, el usuario sólo utiliza el reloj para ver lo que ha pasado en su teléfono sin tener que sacarlo del bolsillo y luego interactúa en el teléfono.
2. La duración de la batería es mucho menor de la esperada. Esta señora a media tarde ya se había quedado sin energía.
3. El marido le regaló el reloj porque él no lo quería... ¿?
4. Lo único que la señora destaca del reloj es que es bonito.... (y muy caro). Se convierte en símbolo de estatus sin mucha utilidad.

Creo que en este caso el problema está en explicar adecuadamente el funcionamiento de un producto de una nueva familia y que no se parece a ninguno que hayamos probado anteriormente. Los usuarios de iPhone normalmente no suelen llevar otro tipo de smartwatch y suelen ser muy fieles a la marca. Lo más parecido que han llevado es un monitor de actividad física (tipo FitBit) pero un smartwatch es mucho más. El cliente recibe el producto sin saber muy bien qué hacer con él.

Tengo conocimiento de que cuando se entrega el Apple Watch a los usuarios se les suele dar una pequeña formación sobre cómo funciona y qué cosas se pueden hacer con él, pero.... realmente esa información llega al usuario final del producto o sólo a quien lo paga.

Se que hay videos en internet sobre este funcionamiento, pero... ¿Son realmente útiles?

Lo importante es lo que la persona haga con el producto de forma efectiva, no las posibilidades que realmente tenga. De nada sirve que tengamos aire acondicionado en nuestro coche... Si no sabemos ponerlo en marcha, seguiremos diciendo que pasamos calor en su interior.

La experiencia de que la primera persona que veo en España con un Apple Watch lo trate como a una pulsera bonita y muy cara (según cree) que hay que lucir aunque ni siquiera se enciende me da mucho que pensar sobre la evolución que necesita Apple en estos productos: mayor duración de batería, usabilidad y si hay algo que destacar en positivo es... el diseño. Al fin y al cabo a la señora le encantaba su reloj de Mickey Mouse... cuando tenía batería para enseñarlo, claro.

¿Y tú qué piensas?
¿Crees que el Apple Watch es algo más que una cara pulsera?
¿Qué cambios harías en su diseño y su interfaz de usuario?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares