Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

miércoles, 6 de febrero de 2013

Una reunión de primer contacto

Una entrevista de trabajo, ya sea para optar a un puesto o para ofertar un producto a alguien, siempre es una oportunidad de impresionar. Hay algunas cosas que tener en cuenta antes de entrevistarse con alguien. Conocer lo máximo posible acerca de la empresa con quien vamos a reunirnos: organización, cultura empresarial, tendencias de la industria correspondiente, y alguna información sobre la persona con quien vamos a hablar. Establecer un punto de encuentro con el interlocutor (aficiones comunes, etc.) produce un efecto de "bajar la guardia" al otro, y permite que nuestras ideas lleguen mucho mejor a la otra persona. Los 30 primeros segundos son muy importantes y se pueden resumir en: hablar claramente y despacio, caminar con confianza pero sin chulería, pensar en el otro y ponerse en su lugar (ver los peros que nos van a plantear antes de que lo hagan). Cuenta alguna historia interesante. La gente responde a los relatos de forma más positiva que a los datos. Prepara alguna historia clara y sencilla que demuestre tu capacidad de trabajo o la de tu empresa. Empieza el relato con algo interesante, una frase que enganche como: "Te voy a contar una ocasión en la que resolvimos algo de forma muy interesante.".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares