Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

lunes, 23 de mayo de 2016

El estrés emocional en la empresa... y en la pareja

Old Couple


Hace poco comentaba con una amiga psicóloga sobre el gran número de pacientes que recibía en su consulta que llegado el momento de la jubilación empezaban a tener problemas con su pareja. El hecho de pasar mucho más tiempo juntos en casa y la pérdida de intimidad que ocurre cuando uno pasa las 24 horas del día juntos, favorecía un mayor número de desencuentros entre ellos. También favorecía a la larga, si no se sabía gestionar adecuadamente, un mayor número de divorcios o al menos de desavenencias entre parejas recién jubiladas.

El mayor número de divorcios y separaciones suele ocurrir justo en el período de vacaciones (donde hay que pasar más tiempo juntos) y en la jubilación. El intercambio emocional entre personas que están más en contacto, ya sea físicamente o de cualquier otra manera, produce una elevación del cortisol, la hormona del estrés.

Comentaba que un mayor contacto con la pareja supone un estrés mayor. El hecho de pasar 8 o 10 horas fuera de casa trabajando de uno o ambos miembros de la pareja era un "espacio de relax" en la relación, que al finalizar la actividad laboral por la jubilación o vacaciones, se convertía en un problema. La solución en este caso, según ella me decía, solía pasar por, además del normal diálogo, la realización de tareas separados: deportivas, salidas con amigos, hobbies, etc.

El contacto cercano con los demás, a la larga y cuanto más prolongado e intenso sea, termina por producir situaciones con un nivel más elevado de estrés.

Siguiendo con la conversación con mi amiga, me decía que lo mismo ocurre en las empresas con los puestos más en contacto con los clientes. Las personas de atención al cliente, comerciales o similares, suelen tener unos niveles más altos de estrés, debido a que el intercambio emocional entre ellos y el cliente es mayor. Las relaciones cliente-empresa son mucho más intensas en este caso.

Stress

Es importante ser consciente de a qué se debe este estrés, que no es ni más ni menos que el intercambio de emociones: ira, frustración, enfado, etc. es mayor, lo que nos obligará a poner un mayor empeño en la gestión de esas emociones.

Nunca olvides que si fuerzas una emoción positiva en tu cerebro y eres capaz de plasmarla en la conversación, tu interlocutor la captará de forma inconsciente y mejorará su actitud.

Las personas con un carácter más positivo suelen tener mejores resultados de ventas y calificaciones en los test de percepción de los clientes con quienes interactúan. La sonrisa y la risa son los métodos más sencillos para hacer descender el nivel de cortisol en el organismo.

No lo olvides... Si eres capaz de hacer reír o sonreir tienes la mitad del trabajo hecho.

Enlaces relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares