Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

jueves, 26 de mayo de 2016

¿Sociópatas manipuladores en la empresa? Pues sí, existen.

sociopath

No hace mucho un seguidor de mi página en Facebook me comentaba que en su empresa había entrado un nuevo puesto de coordinador intermedio que estaba echando por tierra a todo el equipo de ventas. Se trataba de una persona supuestamente encargada de dar soporte al jefe de ventas y que sin embargo había empezado a minar todos y cada uno de los movimientos del equipo de ventas.

Al principio mi amigo, que trabaja en una empresa de seguros de automóviles pensó que se trataba simplemente de poner al alguien como "poli malo", dado que había muy buen feeling con el jefe de ventas, una persona que se llevaba bien con todo el mundo y que incluso superaba año a año los objetivos que le marcaban. Sin embargo, esta persona con un perfil más agresivo, empezaba a socavar la moral del equipo, bloqueando operaciones en las que había que realizar unas acciones especiales para cerrarlas y llegando incluso a bloquear ciertas acciones de forma indirecta en algunas ocasiones.

Kiss of the Dementor

El caso es que esta circunstancia me dio que pensar sobre un capítulo del libro Primal Leadership de Daniel Goleman, en el que se habla sobre ciertos tipos de líderes empresariales (supongo que también existen en el resto de ámbitos) a los que se define como ladrones de paz, esperanza y felicidad. De hecho hace un paralelismo entre ellos y los dementors de la serie de libros y películas Harry Potter. Son personas que roban tu energía y en lugar de líderes pueden parecer saboteadores de tus gestiones. Según Daniel Goleman pueden ir desde sociópatas manipuladores (los más difíciles de detectar) hasta tiranos abusadores (los más claros).

Efectivamente en el caso de mi amigo, se trataba más bien de los primeros. Me contaba que cuando alguien estaba a punto de cerrar alguna operación, en lugar de ver las cosas positivas y la forma de cerrar, se dedicaba a subrayar todo lo que podría salir mal en la venta, incluso circunstancias en las que el vendedor ni siquiera había pensado. Me vino a la mente la idea de alguien que te susurra al oído "No lo conseguirás, no lo conseguirás, ...".

Ante estas circunstancias lo único que podemos hacer es reforzar nuestra propia personalidad, haciendo el caso justo a estos personajes. Como en otro tipo de críticas, lo importante es evaluar si lo que nos dicen es realmente útil o sólo nos tira por tierra. En el caso de la primera opción habrá que encontrar cómo mejorar, pero en el caso de la segunda circunstancia lo que debemos hacer es ignorar estos comentarios destructivos.

Enlaces relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares