Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

martes, 13 de enero de 2015

Aprende las reglas para destruirlas

Break the rules!
Foto por Edward Sipmson (Creative Commons)
Esta típica frase de "rompe las reglas" que hemos oído una y mil veces en todos sitios ,y que es adalid de modernidad e innovación, lleva implícito algo que no podemos olvidar: para poder romper las reglas hay que conocerlas en profundidad.

Si no conoces las reglas y te lanzar en una cruzada, es posible que hagas algo que ya ha hecho alguien, porque como no sabes lo que se ha hecho anteriormente, puedes intentar romper una regla que realmente no lo es.

Me explico: si no conoces los movimientos al jugar al ajedrez, es más que probable que si empiezas a mover las fichas en la forma que te apetece, una u otra vez acabes por realizar movimientos autorizados, y eso es precisamente lo que no queremos hacer.

Para empezar en una industria es importante aprender todo lo posible sobre lo que se hace en ella, cómo se hace y porqué se hace. Si no conoces como funciona algo, no serás capaz de cambiarlo.

Una vez que conozcas todos los entresijos (o todos los que puedas) de la industria en la que pretendas introducirte, si realmente quieres innovar debes de pensar qué es lo que no funciona y cómo podrían hacerse las cosas de forma diferente para cambiarlas. Parece una perogrullada pero en muchas ocasiones la gente se empeña en hacer las cosas de la misma manera una y otra vez, sin pensar en que precisamente así era como definía la locura Albert Einstein: "Locura es pretender obtener resultados diferentes haciendo siempre las mismas cosas.".

Por lo tanto, si hemos detectado algo que no funciona, debemos de cambiar los parámetros implicados en este asunto que no funciona para ser capaces de mejorar las cosas, aunque también podemos empeorarlas. Lo que está claro es que si hacemos siempre las mismas cosas, no conseguiremos resultados diferentes.

Digamos que tienes una competencia a quien le van bien las cosas: perfecto. Puedes hacer las mismas cosas que él y de la misma manera. Entonces al final acabarás compitiendo por el mismo segmento de mercado.

Sin embargo, si lo planteas de forma diferente, haciendo algo que tu competencia no hace y consigues seducir a parte de su segmento de mercado y/o a otros perfiles de clientes, entonces habrás empezado ganando, porque tu competencia ya no lo es totalmente, sólo en parte.

Estás en otra esfera, en otro nicho, susceptible de crecimiento y habrás empezado ganando a base de romper las reglas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares