Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

lunes, 23 de febrero de 2015

El ejecutivo invencible

Metal Men: Gold (3/7)
Foto por JD Hancock (Creative Commons)
El otro día viendo un programa de televisión comentaban sobre la actitud casi suicida de algunas personas que se dedican a llevar una actitud de superhéroe en la vida, se trata de una actitud en la que creen que nada les hará daño y que son capaces de cualquier cosa, obviando sus limitaciones.

Este concepto es algo llamado "Inmunidad narcisista" digamos que estos personajes creen que pueden hacer lo que les venga en gana sin tener ninguna consecuencia. Si pasamos estos conceptos al mundo de la empresa, se trata de aquellos que descalifican a los demás, aplican condiciones imposibles de cumplir a sus clientes y proveedores, y se creen invencibles.

Todo funciona adecuadamente hasta que encuentran la horma de su zapato y entonces su mundo se les cae encima.

En el caso que me ocupa, un cliente mío me decía que tenía que hacer una construcción de unos equipos con unas características específicas y que incorporaban unos componentes que yo vendo. El asunto es que después de una prescripción larga, mi cliente terminó teniendo claro lo que necesitaba.

Desgraciadamente, a los dos días me llamó para decirme que tenía que anular la operación. Según me contó, su cliente le había pedido que construyese primero todas las unidades, y que haría pruebas a 5 unidades. Si las 5 unidades no pasaban las pruebas, automáticamente el precio de la totalidad de las unidades pasaba a ser el 50% del precio original y se quedaba con ellas. Lo más curioso es que esta condición se la planteó, como anexo, en la última reunión en la que ya estaba todo prácticamente cerrado y lo único que les quedaba era firmar el contrato. Cuando mi cliente preguntó en qué consistían esas pruebas, le dijeron que esa información era interna de la empresa y que no podían proporcionársela. Sin duda alguna se trataba de una cláusula abusiva por lo llamarlo de otra manera.

14.01.2012 - The Ultimate Superhero
Foto por Jlhopgood (Creative commons)
Resultaba curioso que los equipos tuviesen que pasar unas pruebas que no sabían en qué consistían. ¿Cómo iban a construir unos equipos para pasar una pruebas desconocidas?

Mi cliente digo que no le interesaba el asunto y entonces su cliente montó en cólera diciendo que eran unos informales y que a una empresa como la suya no se le podía hacer eso en la última reunión. También argumentó (¡Atención!) que él, el interlocutor, era un profesional con X años de experiencia y que no se le podía hacer algo así a alguien como él.

En un momento la discusión pasó del plano profesional de discusión entre dos empresas a una persona que se creía completamente intocable y con la razón, contra una empresa (mi cliente).

Ni que decir tiene que mi cliente se levantó de la mesa y se acabó la reunión. Creo que este señor sigue buscando alguien que les construya los equipos de características desconocidas para llevárselos al 50% de su precio original.

Todos tenemos que tener claras nuestras limitaciones y ser capaces de movernos en nuestro entorno de forma segura. Si eres una pequeña empresa no te metas en un proyecto de cientos de millones de euros porque posiblemente no tengas ni la experiencia ni los recursos necesarios para llevarlo a cabo. Si eres un cliente, no exijas a tus proveedores condiciones que no sepas que son capaces de cumplir y sobre todo, define claramente tus necesidades.

Los superhéroes sólo existen en las películas y en los cómics.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares