Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

lunes, 19 de mayo de 2014

A veces hay que ser el villano

La mejor manera de tener éxito es construir un equipo de primera categoría. No hay otra forma de llegar a la excelencia que tener gente excelente.

Las empresas asignan nuevos gerentes generalmente para aumentar el rendimiento de los equipos, pero no sólo económicamente sino el rendimiento creativo o de otro tipo, según la cultura empresarial. Es importante conocer qué tipo de cultura empresarial tiene la empresa en la que nos involucramos para que tomemos decisiones que estén en el círculo de la empresa.

Cuando llegamos a un nuevo puesto, con gente a nuestro cargo, en ocasiones se duda entre dejar las cosas como están o sustituir al personal de más bajo rendimiento.

Los nuevos jefes no quieren ser los villanos que despiden a personal, más aún cuando estas personas despedidas pueden tener relaciones personales con la gente que se queda en el equipo.

Es posible que temas que más adelante estas personas se mantengan en contacto y puedan ir minando tu relación con los que quedan a bordo. Piensa que su relación se basa principalmente en un asunto profesional y no pasará mucho tiempo hasta que las llamadas y reuniones sociales entre ellos se vayan distanciando hasta desaparecer. Tienes que estar preparado para los primeros momentos de mal clima en el trabajo, pero recuerda que más adelante se calmará todo.

En este caso tenemos que tener en mente y muy claro que se nos ha asignado este puesto para obtener un mayor rendimiento del equipo… está claro que aquí es algo tan sencillo como que si no te toman las decisiones necesarias para obtener el rendimiento requerido… seremos nosotros los que paguemos la situación, posiblemente con nuestro puesto que asignarán a otra persona capaz de tomar esas difíciles decisiones.

Será necesario que consigamos un equipo fuerte y con un alto nivel de rendimiento lo antes posible. Evalúa constantemente a los empleados. Las pruebas rápidas como asignación de tareas que requieran una especial atención para ver cómo se desenvuelven pueden ser una buena opción. Si además estas personas tienen personas a su cargo, pregúntele a ellos qué piensan sobre sus superiores. En este caso hay que saber distinguir muy bien los comentarios críticos en lo profesional con lo que puede ser una crítica sin sentido y basada en asuntos personales. En este caso, es posible que la persona de la que haya que prescindir sea la que haga la crítica sin sentido. Pregunta a los clientes su opinión y trabaja codo a codo con ellos de vez en cuando para ver su evolución.

Evalúa los elementos que realmente tienen que ver con la cultura de la empresa. Si se trata de una empresa que prima la capacidad de trabajo, la creatividad, las relaciones personales, etc. Si se trata de una empresa muy creativa, posiblemente puedas dar menos importancia a los factores económicos y debas potenciar mucho más la creatividad. Esto es muy importante, ya que nos han contratado para mantener la cultura empresarial y potenciarla, no para imponer nuestros propios criterios personales, independientemente de si tienen que ver o no con los de la empresa.

No pares hasta que hayas conseguido el mejor equipo que sea posible conseguir. En ocasiones hay que tomar decisiones difíciles y para eso te han llamado, porque eres capaz de tomar decisiones difíciles.

Lecturas recomendadas:



Safe Creative #1405190885106

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares