Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

miércoles, 14 de mayo de 2014

No hagas una pausa, da un paseo


Se nos enseña que el trabajo de verdad se hace sentado en una mesa, mucho más en una cultura como la española, pero salir de la oficina puede ayudarte a aumentar la creatividad.

En el pasado, el trabajo era mucho más mecánico y menos creativo e imaginativo, pero en la actualidad prima la creatividad sobre el trabajo mecánico. Las buenas ideas facilitan el trabajo.

Caminar es una forma de hacer ejercicio, relajarse y tomar inspiración para nuevos proyectos.

Caminar nos ayuda a levantar el ánimo, cambia el contexto donde creamos ideas y nos permite interactuar con el entorno.

Han sido famosos los paseos de Steve Jobs en los que mantenía curiosas reuniones de trabajo, como cuando consiguió convencer a John Sculley, presidente de Coca-Cola, para trabajar con él, en lugar de vender durante toda su vida agua azucarada. Posiblemente esta conversación en un contexto formal en una sala de conferencias habría sonado incluso ofensiva, pero en un largo paseo, era algo amigable.


Mis mejores ideas las he tenido dando largos paseos en los que siempre me acompaño de mi grabadora Olympus VN-750 para tomar notas de forma rápida. Me permite grabar todas las conversaciones que mantengo conmigo mismo y trozos de mis libros y posts en los blog que escribo y luego utilizo estas palabras que me digo a mi mismo como base o inspiración para artículos o capítulos.

Si en un momento dado te encuentras ofuscado y no fluyen las ideas de forma adecuada a tu cabeza, la solución tal vez sea salir a dar un paseo tú solo o en compañía de algún compañero de trabajo. El flujo de sangre que llega a tus piernas también llegará a tu cerebro y el aire puro se encargará de llenar tu organismo de oxígeno para alimentar tus células.

No limites tu creatividad. Cuantos menos estímulos lleves contigo (música, libros, etc.) menos te influenciarán y por lo tanto más sumergido estarás en el ambiente que te rodea (la gente, el paisaje, los olores, etc.). En mis paseos resulta inspirador que dependiendo de la zona y la hora por la que pase, puedo disfrutar de los olores de la comida italiana, española y turca dependiendo de la zona por donde pasee. Me gusta mirar a la gente, lo que hace, cómo se comporta y aprendo mucho de ellos… aún cuando ellos ni lo saben.

Puedes utilizar estos paseos para ensayar lo que decir en una reunión, pensar sobre los argumentos a utilizar con un cliente, reflexionar sobre un problema difícil, etc.

Los desencuentros con compañeros y clientes pueden ser menos graves si se incluyen en un entorno nuevo con una conversación menos rígida y más personal y auténtica. Un cambio de contexto y una conversación al aire libre en un jardín dando un largo paseos puede ser mucho más eficaz para limar asperezas que una pizarra en la que escribir diagramas o mostrar gráficos.

Para conseguir cosas nuevas y originales… sal a dar un paseo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares