Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

lunes, 12 de mayo de 2014

Contratación a prueba

Image by Thinkstock

Durante una entrevista de trabajo, es posible que el candidato nos muestre rasgos que llamen nuestra atención y nos conquiste con su gran encanto y magnetismo personal pero… ¿tiene esta personalidad arrolladora que ver con el desempeño real del trabajo?

Resulta frustrante cuando más adelante descubrimos que realmente esas contrataciones que hemos realizado basándonos en esas percepciones superficiales no funcionan.

Por otra parte, también podemos encontrarnos con candidatos tímidos o poco comunicativos que básicamente no saben venderse. Aunque personalmente no me gustan este tipo de candidatos, pueden ser adecuados para ciertos puestos en los que las dotes de comunicación no sean prioritarias y se valoren otros puntos más acordes con el trabajo. Estos candidatos pasarían desapercibidos por no saber destacar ni lucir con luz propia.

Una forma de evitar ser deslumbrados por unos y que los otros pasen desapercibidos es utilizar los periodos de trabajo a prueba (pagando, por supuesto).

Después de la selección de currículum y entrevistas iniciales, se invita a los candidatos finales a trabajar en la empresa durante unas semanas y realizar tareas propias del trabajo final, junto con el resto de compañeros.

Esto nos permite por una parte comprobar la capacidad de desempeño de los candidatos en el puesto de trabajo real con los compañeros. Asimismo, podremos comprobar cuan dispuesto está el candidato a realizar los cambios necesarios en su forma de trabajar para adecuarse a los procedimientos y formas de trabajar de la empresa. Podemos también medir la resistencia al cambio, la creatividad a la hora de resolver problemas, la actitud frente a la autoridad, la colaboración con los colegas, etc.

El candidato puede incluir esta experiencia en su currículum, aprender acerca del funcionamiento de la empresa y también considerar si realmente quiere involucrarse en el proyecto o no.


En lugar de largas semanas de entrevistas con varios candidatos, podemos optar por seleccionar unos pocos candidatos, integrarlos en la empresa y comprobar cuál o cuales son adecuados para el puesto que queremos asignarles.

Lectura recomendada: Cómo triunfar en las entrevistas de trabajo (Negocios 10)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares