Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

miércoles, 7 de mayo de 2014

Haz las preguntas correctas

Image by Thinkstock


La autoevaluación siempre ha demostrado ser un desastre.

Si te preguntan a ti mismo qué piensas sobre tu trabajo se pueden dar dos posibilidades: 

  1. Que seas excesivamente positivo, viendo sólo los aspectos favorables de tu trabajo e ignorando completamente los que no funcionan tan bien.
  2. Que seas excesivamente negativo, haciendo referencia a los peores episodios de tu trabajo y sacando a la luz todos tus defectos, lo que te puede hacer caer en una pequeña depresión.

Necesitas que los demás te vayan indicando cómo haces tu trabajo, necesitas retroalimentación. Da igual si los comentarios son positivos o negativos; de hecho, aprenderás mucho más de los comentarios negativos que de los positivos.

Hay que aprender a diferenciar tres tipos de comentarios u opiniones:

  1. Comentarios activos positivos: Se trata de comentarios de gente satisfecha con nuestro trabajo, con quien hemos colaborado y muestran su agradecimiento en forma de estos comentarios. Estos son los que nos ayudarán a seguir adelante y nos proporcionan la energía para potenciar algunos puntos en nuestro comportamiento.
  2. Comentarios activos negativos: Comentarios de personas insatisfechas con nuestro trabajo. Al menos muestran el interés en que mejoremos mediante estos comentarios, por lo que debemos de tomar sus sugerencias en cuenta y evaluarlas para ver si podemos llevarlas a cabo en nuestro contexto de trabajo. Nos proporcionan una carga de sabiduría muy importante y energía para potencias los cambios que son necesarios para progresar.
  3. Comentarios pasivos: Aquí incluyo tanto los comentarios excesivamente positivos en los que no se hace referencia a nada en concreto; y muy especialmente a los excesivamente negativos que no nos indican en qué puntos hemos fallado o qué debemos de mejorar y cuya intención es simplemente hacer daño. No nos mueven a la acción, sino que nos mantienen en la pasividad. Estos comentarios no debemos tenerlos en cuenta más que el tiempo en que los leamos, luego podemos proceder a olvidarlos.

En cualquiera de los casos, es interesante agradecer el tiempo que se han tomado para hacer su comentario y hacer referencia a que lo tomaremos en cuenta para seguir mejorando en nuestra labor.

Este feedback se recibe en las grandes empresas de las auditorías externas que se hacen cada año, pero los resultados de estas auditorías sólo suelen llegar a los escalones más altos de la empresa. Se trata de auditorías muy complejas y completas que evalúan todo lo que sea posible evaluar, pero que sólo ayuda a los jefes que quieren promocionarse porque se examinan por y para ellos.

Si quieres progresar hacia la siguiente fase de tu carrera, debes responder tres preguntas que te ayudarán en tu movilidad hacia puestos superiores:
  • ¿Qué factores son los principales que hacen avanzar (o no avanzar) hacia posiciones superiores en la organización?
  • ¿Cómo se me percibe en términos de promoción?
  • ¿Qué capacidades debo demostrar para ser promocionado?
Estas son preguntas difíciles de hacer y no todo el mundo las responderá adecuadamente, por lo tanto necesitas reunirte con mentores y otras personas de confianza en tu trabajo. Asegúrate de mostrar un sincero deseo de aprender y elimina cualquier sentimiento o tentación de estar a la defensiva que pueda desactivar esos comentarios sinceros.

Recuerda que si toman su tiempo en hablar contigo y compartir su opinión sobre ti es que quieren que progreses y mejores.

Lectura recomendada: ¿Eres imprescindible?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares