Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

jueves, 12 de junio de 2014

La teoría del más loco (o tonto)

Existe una teoría económica denominada en inglés “Greater Fool Theory” por la que se dice que se puede hacer dinero con valores ya estén sobrevalorados o no. Siempre habrá alguien más grande (o más loco) que esté dispuesto a pagar más dinero por un dinero y un valor intrínseco que no existe.

En España, vivimos este fenómeno con la burbuja inmobiliaria, donde había personas que compraban casas con la esperanza de que en un futuro valiesen más dinero para que otros “más locos” las comprasen a ese precio. Cuando les planteaba la posibilidad de que los precios de la vivienda bajasen la respuesta siempre era "los precios de las casas nunca bajan, suben más o menos rápidamente pero siempre suben". En algunas ocasiones también he oído la misma frase sobre la bolsa y me resulta igual de demencial. 

Casi podemos decir que se trata de una estafa piramidal porque funciona de la misma manera: los primeros en llegar se llevan todo el beneficio y los últimos en llegar, que ya no encuentran a quién vender el bien o acción sobrevalorada, quedan fuera del juego y pierden toda su inversión.

Resulta curioso que en casi todas las enciclopedias de economía se hable de cómo funcionan las burbujas, sean del tipo que sean, y que a pesar de esto sigamos tropezando en la misma piedra.

Los pasos de una burbuja son básicamente cinco:

1. Pérdida de perspectiva: Se produce cuando los inversores se enamoran de una nueva situación, producida por circunstancias externas, como por ejemplo una nueva tecnología que sale al mercado o una disminución de tipos de interés desmesurada que lanza a la gente al mercado.
2. Boom: Los precios suben lentamente al principio pero luego suben más y más rápidamente conforme hay más “locos” en el mercado que confían en que los valores tienen un valor intrínseco (que nadie sabe explicar). La gente decía que Terra tenía un gran potencial económico. Cuando les preguntabas sobre ese potencial hacían referencia a la cantidad de visitantes del portal. Si hacías la tercera pregunta que es ¿cómo convertimos esos visitantes en dinero? Ya no hay respuesta y de hace referencia a tu supuesta incultura tecnológica, cuando en realidad intenta esconder la propia de estos inversores en nuevas tecnologías que en ocasiones no tenían ni ordenador. 
3. Euforia: Los precios se disparan y entonces entran en el mercado “locos” que ni siquiera tienen una cultura económica y se dejan aconsejar por personas que sólo cobran comisiones por hacer operaciones. Cuantas más operaciones muevan más dinero ganan, por lo que en ocasiones olvidan cierta información para los clientes. En el boom de internet de marzo del 2000, el valor de todas las empresas tecnológicas en el Nasdaq era increíble y superaba al PIB de varios países.
4. Toma de beneficios: Los que tienen cultura económica y buenos contactos (que no son la mayoría pero casualmente suelen ser los más ricos) empiezan a ver las señales de advertencia y a vender para conseguir beneficios. En ocasiones es posible que un pequeño evento propicie la explosión de la burbuja y a partir de ese momento ya no se puede volver a hinchar.
5. Pánico total: Todo el mundo quiere vender y existe un exceso de oferta en el mercado, con lo que los precios se desploman bruscamente, lo que propicia que más y más gente quiera vender y los precios caen a unos ritmos que no se ven en otras circunstancias.
Mientras hay “locos” que mantienen la burbuja, el sistema funciona, aunque lo que se vende realmente es aire, pero en cuanto alguien da la voz de alarma o se produce el evento “aguja” que va a reventar la burbuja, ésta explota bruscamente y ya no se vuelve a recuperar.

La estupidez humana es infinita, el número de humanos estúpidos no lo es.

Lectura recomendada: Understanding the Myth of High Growth Firms: The Theory of the Greater Fool

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares