Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

miércoles, 18 de junio de 2014

Todos trabajamos por dinero


Euro Coins
(C) Francisco Hurtado - Todos los derechos reservados

Esto es algo que a mucha gente no le queda muy clara, por eso lo voy a repetir una vez más: Todo el mundo trabaja por dinero.

Hace algún tiempo un amigo me decía que en una entrevista de trabajo había dicho al llegar al momento de hablar del sueldo que “el dinero no es importante”… ¿Cómo que no es importante? El dinero es muy importante y lo que ganemos es una forma más que nos indica cómo estamos siendo valorados por nuestra empresa.

En estos casos de un nuevo trabajo, al llegar al tema del sueldo es importante decir algo así como “llegaremos a un acuerdo” o “sigamos hablando del trabajo y cómo trabajaremos y ya llegaremos al sueldo” pero no digamos que el dinero no es importante porque sí lo es.

Un amigo que trabaja en Apple me decía que en la empresa uno de los factores principales a la hora de seleccionar al personal era su sueldo anterior. Si el sueldo que estaban ganando anteriormente era superior al que podrían ganar trabajando en Apple, entonces eran directamente eliminados de la selección. La lógica es simple: se trata de tener empleados motivados y los seleccionadores de Apple saben que además de trabajar en una empresa que valore a los empleados por otros factores, también tienen que hacerlo con el sueldo que le paguen.

A la hora de pagar a los empleados, hay que tener en cuenta que el salario se encuentre dentro de la media de otros trabajadores al mismo nivel y con el mismo estatus de formación. Si vas a trabajar en una panadería y cobras la mitad que otra persona con tu mismo empleo y en tu mismo entorno (una panadería vecina), entonces lo más probable es que tu nivel de insatisfacción se vaya elevando poco a poco.

Otra posibilidad es que dediques recursos a formar a un nuevo trabajador y que la competencia se entere del sueldo que cobra y decida pagarle más de lo que tú le pagas y captarlo para su empresa, con tu formación. ¿De verdad quieres que ocurra esto?

Si en una empresa no puedes pagar el sueldo adecuado a tus empleados, deberías revisar los gastos generales y recortar para adecuar el sueldo al nivel de la cualificación y el entorno, y tratar de aumentar los ingresos.

Otro caso a tener en cuenta son los retrasos en los pagos, tan frecuentes en estas épocas de crisis (casi terminada) y que son prácticamente un mal endémico en algunas empresas. Posiblemente la percepción del empresario sea que no hay problema porque el empleado les dice que no lo hay “no pasa nada”, “puedo esperar”, etc. Pero… realmente en los empleados se empieza a generar una cierta desconfianza y se siente como una falta de consideración hacia ellos. Lo más probable es que muchos de ellos empiecen a buscar otros trabajos como posibles opciones ya que empiezan a dudar de la viabilidad de la empresa. No te retrases en los pagos a los empleados, esto es directamente pegarse un tiro en el pie y a la larga supondrá tu ruina en el mercado.

Apostar por los empleados siempre es positivo, y el dinero, el vil metal, es un factor muy importante a la hora de que se sientan valorados. No hablo de que les pagues cantidades ingentes de dinero, sino simplemente que les pagues lo que merecen y sobre todo, cuando toca.

Lectura recomendada: Cómo conseguir un aumento de sueldo y promocionarse: 21 técnicas probadas para avanzando en su carrera (RECURSOS HUMANOS)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares