Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

domingo, 7 de septiembre de 2014

No contrates personas, contrata potencialidades

Power on/off
Foto por Frédéric Bisson (Creative Commons)

En la vida en general, la visión a corto plazo o estar anclado en el pasado puede limitar tu crecimiento. Igual ocurre en el mundo empresarial a la hora de contratar personas.

En ocasiones nos ceñimos simplemente a lo que dice un currículum, que es una visión del pasado, de lo que ha hecho anteriormente, pero no vas a contratar a una persona por lo que ha hecho sino realmente por lo que va a hacer por ti y por tu empresa en un futuro. Lo que necesitas son personas con potencial de crecimiento y no con un crecimiento desarrollado y anquilosado que ya no va a más. Para qué te interesa una persona que haya sido el mejor vendedor del mundo cuando ya ha perdido todo su impulso y está cansado de ese trabajo o cuando lleva muchos años sin trabajar y ha perdido el contacto con la realidad.

Laura Baumann
Foto por Laura Baumann (Creative Commons)
Busca potencialidades como por ejemplo la curiosidad, el gusto por los desafíos, la apertura a nuevas ideas, etc. Las personas hambrientas de conocimientos siempre están en continuo reciclaje ya sea a través de cursos o simplemente desarrollando la costumbre tan olvidada de la lectura, aunque sea en la Wikipedia. Tengo un amigo que tiene una sana costumbre de leer todos los días la portada de la Wikipedia igual que si se tratara de un diario al uso y tengo que reconocer que es una de las personas más capaces que conozco. Los desafíos de todo tipo, ya sean culturales o incluso deportivos ayudan al desarrollo de la persona y crean una cultura de desarrollo y de triunfo a través del trabajo que resulta muy interesante en el trabajo. Una persona que se cree en posesión de la verdad absoluta y no está abierta a nuevos conceptos e ideas, concepciones del mundo al fin y al cabo, termina por no ser capaz de desarrollar nuevas ideas porque su esquema es limitado.


Estos son los verdaderos potenciales que necesitas para las personas en tu empresa, especialmente si se trata de puestos de responsabilidad o que sea necesario que trabajen intensamente para crear nuevas ideas, conceptos, métodos de trabajo, servicios o productos.

Conocer sus fracasos laborales pasados y conocer cómo se enfrentaron a ellos es interesante porque las lecciones más importantes provienen de los fracasos. Durante la entrevista de trabajo anímales a hablar de ellos. Una actitud negativa ante estos hechos del pasado puede suponer que no se han aprendido lecciones de ellos. Culpar a los demás o al entorno de estos fracasos, sin hablar de qué se podría haber hecho para cambiar estos problemas, es signo de inmadurez. Sin embargo, hablar con completa sinceridad sobre ellos y aceptar en qué se equivocó y cómo podría haberlo hecho de otra manera es una forma positiva de enfrentarse a ellos y demuestra que se han extraído nuevos conocimientos de estas experiencias.

Las motivaciones para aprender nuevas cosas y ser capaces de adaptarse a las circunstancias del ambiente es lo que al fin y al cabo hace que el Homo Sapiens Sapiens sea el animal que es hoy en día.

Lecturas recomendadas:


   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares