Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

jueves, 5 de marzo de 2015

¿Quieres ser renacuajo o rana?

Frog in transition with yellow tail
Foto por Dave Huth (Creative Commons)

Anoche estaba viendo el curioso documental de la BBC Metamorphosis: The Science of Change en el que se trataban diferentes aspectos de las transformaciones que sufren los animales a lo largo de su vida. No hablamos de evolución, sino de las transformaciones físicas que tienen lugar durante el período de vida de cada uno de los individuos. Se hablaba de ciertos animales como las platijas que nacen con los ojos a cada lado del cuerpo (son peces) y con el paso del tiempo desplazan uno de sus ojos al otro lado del cuerpo, dado que suelen desplazarse por en suelo marino y esa es la manera de que puedan ver más fácilmente a sus posibles depredadores. Algunos tipos de microorganismos al pasar de una fase a otra consumen algunos de sus apéndices para cambiar.

Me llamó la atención que en una misma charca podías encontrar ranas en todos los estados de desarrollo desde un renacuajo hasta una casi rana a punto de terminar con su cola vestigial. Las ranas que habían sido capaces de transformarse hasta llegar a tierra ya no estaban en la charca. La frase que me llamó la atención fue cuando el etólogo dijo que "todas estas ranas son de una misma puesta, o a lo mejor de dos con una diferencia de una semana, pero ellas mismas hacen elecciones de desarrollo conscientes o inconscientes sobre su futuro en tierra.".

En ese momento tuve un momento de iluminación y no dije "¡Eureka!" porque no estaba en la bañera como Arquímedes, pero realmente me quedé con las ganas.

Green Tree Frog    Litoria caerulea
Foto por Stephen Michael Barnett (Creative Commons)

Definitivamente este comportamiento de las ranas es posible aplicarlo al mundo de las personas y mucho más de los empresarios y emprendedores.

Si no crees que vas a llegar a nada productivo, lo más posible es que decidas seguir en tu inmovilismo. Sin embargo, si estás convencido de que conseguirás algo positivo, harás lo necesario para llegar a ello, aunque eso suponga una transformación de ti mismo.

La visualización del objetivo es siempre algo a tener en cuenta cuando se trata de conseguir objetivos. Si el objetivo es visualizable entonces se entiende como alcanzable, ya sea a largo o corto plazo, pero lo importante es que se percibe como alcanzable.

Esta necesidad de cambio para llegar al objetivo implica algo que no pensamos en ocasiones pero que resulta fundamental para entender estos comportamientos. Voy a poner un ejemplo claro: Si el renacuajo tiene mucho apego a su cola, nunca llegará a ser una rana completa.

En ocasiones hay que tomar decisiones para evolucionar que suponen pérdidas por el camino. Es tu decisión decidir si quieres quedarte como renacuajo, ser rana, o quedarte en algún estado intermedio.

2 comentarios:

  1. Sin lugar a dudas es un muy buen texto. Muchas veces la falta de confianza y el miedo son los peores enemigo del emprendedor y del ser humano en general. Estamos acostumbrados a ver un sinfín de ejemplos que nacieron «de la nada» así como quién dice «por accidente» y hoy en día son completa y absolutamente revolucionarios.

    Aún así, esos obstáculos que llevan al inevitable fracaso, son un par de monstruos que debemos saber cómo erradicar si nuestra misión es prosperar. Dependerá de la fortaleza y del creer ferozmente en uno mismo para lograr llevar nuestros proyectos a la realidad. Y que dejen de ser eso, ideas, para convertirlas en hechos.


    Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. He tenido el gusto de leer algunos libros de Francisco y soy fans de su blog y cuenta twitter, pero en particular este articulo me llegó al corazón... me hizo pensar que hoy estoy en el lugar que decidí estar ....que preferí ser "rana"

    ResponderEliminar

Entradas populares