Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

lunes, 30 de marzo de 2015

Tarjetas de visita... ¿Un objeto del pasado?

Pure Metal Cards - USB Metal business card
Foto por Pure metal Cards (Creative Commons)

Tengo que reconocer que no soy de los que colecciona tarjetas de visita. Prefiero capturar los datos con alguna aplicación de contactos y recopilar de este modo a todos mis contactos con la información actualizada.

Alguna vez he ido a visitar a algún cliente que tiene una estantería llena de tarjetas de visita antiguas de toda clase y condición con los datos desactualizados.

En la actualidad las tarjetas de visita han evolucionado y normalmente suelen usarse durante un tiempo limitado: la gente la guarda en el bolsillo o la cartera, guarda los datos y normalmente acaban en la destructora de papel o en la papelera.

Son muchas las empresas y autónomos que introducen en sus tarjetas de visita un código QR o incluso un chip NFC con todos los datos, de forma que los receptores de las tarjetas simplemente los escanean e incorporan estos datos a su teléfono móvil o tableta.

La tarjeta de visita se ha convertido en un objeto de culto, como ya indicaba el gran Patrick Bateman en la película American Psyco.


Ahora lo que se lleva es conseguir una tarjeta bella, que atraiga la atención de quien la recibe y que le incite a querer conocer más sobre nosotros.

Personalmente utilizo una empresa que permite hacer tarjetas de visita de tamaño normal y también unas pequeñas tarjetas de visita que son estéticamente muy atractivas y cumplen con su función de contacto. Permiten insertar códigos QR con nuestros datos, un enlace a nuestra web o blog. Incluso algunos códigos QR al escanearlos hacen que se realice una llamada de teléfono al número de nuestro móvil. Creo que aunque los códigos QR van cayendo en el olvido en muchos sectores, esta es una de las aplicaciones que pienso pueden sobrevivir.

Aquí os dejo un enlace para que podáis empezar a diseñar las vuestras:


2 comentarios:

  1. Yo no creo que sea nada del pasado! creo que hay un montón de profesiones donde siguen siendo productos vitales. Por ejemplo, yo tengo un bar-cafetería donde damos menús también. Me gusta dejar siempre un taco de tarjetas de visita en la barra, y los clientes (algunos) se llevan alguna. Es una forma de recordar un sitio donde tomaron algo a gusto, así no se olvidan del nombre, o tienen los datos para volver en otra ocasión.

    Yo conocía la web que he dejado apuntada y también Moo, ahora echaré un vistazo porque precisamente es lo que estaba buscando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Entradas populares