Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

martes, 7 de julio de 2015

Esclavos de las Redes Sociales

Slave shackles


Esta mañana me he vuelto a encontrar de nuevo con el n-ésimo caso de dependencia de las Redes Sociales por parte de las empresas.

Una empresa internacional de productos cosméticos me enviaba un email en el que me invitaba a probar algunos de sus productos haciendo click en un enlace. Siempre estoy abierto a probar nuevos productos (y más aún si es gratis) y al hacer click en en enlace del email recibido me encuentro que acabo de entrar en la web Facebook y me pide que indique mi nombre de usuario y contraseña, o que me haga una cuenta de nuevo usuario.

Tuve Facebook hace tiempo y lo dejé porque al final nunca tienes la sensación de ser dueño de tu información y no sabes realmente quién comparte tus datos con quien. No se si es real esa inseguridad o si es imaginada. El caso es que de repente te encontrabas con sugerencias de amigos que te sorprendían (en positivo o en negativo) y gente a quien ni siquiera conocía me hablaba de fotos que había visto mías en Facebook, cuando yo no les tenía entre mis contactos y mis fotos sólo las compartía con mis contactos.

Definitivamente no me parece un entorno seguro y decidí destruir mi cuenta en Facebook y borrar todos mis datos.

2 point 0 girls

En este caso se trata de esta red social, pero en general podemos hablar de cualquiera como Tuenti, Twitter o LinkedIn. No puedes hacer depender las promociones de tu empresa de una red social. Estás limitando tu público a únicamente las personas que tienen cuenta en esa red social y eliminando al resto de público.

Gástate el dinero en hacer una web independiente de las redes sociales para participar en promociones de forma autónoma. Tu página web debe de seguir teniendo cierto protagonismo para mostrar información de tus productos, acceso a promociones, etc.

Las redes sociales están muy bien y de hecho, soy un firme defensor y usuario de ellas a diario, pero... no seas esclavo de ellas y ni mucho menos dejes que tu empresa sea esclavo de una sola red social. A la larga esto se puede convertir en un suicidio comercial por ir limitando tu público.

Incluso he encontrado alguna empresa que ha eliminado la atención telefónica para solucionar problemas con el Servicio de Atención al Cliente y para nuevas contrataciones. En este caso las posibles vías de acceso al SAC son el email y las redes sociales. Se trata de una empresa de seguros que envía el contrato únicamente por email. Los clientes que no tienen email no pueden contratar con esta empresa. Estás limitando tus clientes potenciales tú mismo con tu política empresarial.

No dejes que tu empresa acabe diluía en las redes sociales, ni que las nuevas tecnologías sean un inconveniente a tus clientes potenciales.

Las redes sociales y la tecnología tienen que ser herramientas que te ayuden a llegar a más gente.... no a menos gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares