Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

martes, 7 de julio de 2015

Internet tiene trabajo para ti: Deja que contacten contigo pero...

IT Phone Call
Foto por Andrew Wippler (Creative Commons)
Durante estos primeros capítulos hemos creado nuestro perfil profesional en LinkedIn que permite a nuestros contactos y posibles reclutadores de empresas hacerse una idea de quiénes somos y sobre todo, cuáles son nuestras inquietudes laborales.

La idea es que nuestros contactos de LinkedIn se hagan una idea de lo que somos más allá de títulos universitarios o másteres grandilocuentes. Tienen que ver más allá de los papeles para descubrir si encajamos en la cultura de la empresa, cosa que es lo que a la larga asegurará nuestra vida en la organización donde trabajaremos.


Como detalle por añadir, queda el apartado de "datos personales" donde lo único que tenemos que rellenar es Fecha de nacimiento (mes, día y año) y nuestro estado civil (casado/a o soltero/a). Estos datos pueden configurarse para ser vistos o no por nuestra red de contactos, por todos los usuarios o por nadie. Los datos se pueden seleccionar de forma individual para configurar la privacidad de cada apartado (dia y mes de nacimiento, año de nacimiento y estado civil). De esta forma podemos controlar fácilmente los datos que queremos compartir. De todos modos, siguiendo con el tono que hemos mantenido durante toda la configuración de nuestro perfil tenemos que ser sinceros. No tiene sentido que ocultemos nuestro año de nacimiento o mintamos sobre nuestra edad, cuando en el momento de hacer un contrato con una empresa lo primero que nos van a pedir es un documento identificativo donde habrá que dar todos estos datos.

Privacidad de los datos personales
Una vez que hemos completado todos los datos del perfil, ahora se trata de que puedan contactar con nosotros de forma adecuada y rápida.

No sirve para nada que nos demos a conocer y luego sea muy difícil contactar con nosotros acerca de una posible propuesta laboral.


El apartado "Consejos para contactar" es algo a lo que no mucha gente presta atención y es importante, especialmente si buscas un trabajo o estás abierto a nuevas propuestas laborales. Aquí incluiremos algunos datos sobre nuestra disponibilidad como "Abierto a nuevas propuestas laborales" o "Disponibilidad inmediata" y también frases como "Disponibilidad geográfica global". Estas frases cortas ayudan a que seamos elegidos en base a nuestras preferencias.

Consejos para contactar

También podemos incluir en el apartado de "Consejos para contactar" alguna forma de contacto rápida. Yo no soy en absoluto amigo de incluir un teléfono de contacto, pero un email de contacto me parece bien. Siempre intentaremos que se trate de un email personal (lo de la empresa donde trabajamos) y por supuesto, hay que chequear los mensajes de vez en cuando porque podemos estar perdiendo una oportunidad laboral por no leer nuestro email con frecuencia.

Internet Bank Robbery
Foto por Michael Molenda (Creative Commons)
LinkedIn, pese a ser una red supuestamente más "seria", también cuenta con sus ciberdelincuentes cuyo único interés es ofrecerte supuestos negocios millonarios que al final terminan por darte un disgusto. Hace unos días recibí insistentemente emails de una supuesta agente de inversiones de Londres (muy atractiva y que mostraba un generoso escote en su foto de perfil) que me preguntaba por mi teléfono para ofrecerme una oportunidad "que no podría rechazar". Cuando le solicité a través de LinkedIn (para que quedase constancia en los registros internos de LinkedIn de nuestras comunicaciones) que me enviase todos los detalles en un mensaje interno de LinkedIn, lo rechazó. Según me decía, tenía que solicitarme una serie de datos que tenía que darle al momento. Como no le contestaba al email, me envió a lo largo de un fin de semana algo así como diez emails insistiendo en las bondades de su supuesta oferta de inversión, que por cierto, nunca me dijo de qué se trataba.

Tirando un poco del hilo de esta señorita, descubrí que el perfil era falso y que se trataba de una estafa en la que, por suerte y gracias a mi desconfianza, no caí.

Esta es la principal razón por la que nunca doy mi teléfono de forma fácil y confiada en LinkedIn.

En los siguientes capítulos empezaremos a ofrecernos a empresas y a buscar de forma activa ofertas de empleo que sean de nuestro interés. Ahora empieza lo bueno.


Capítulos anteriores de "Internet tiene trabajo para ti":

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares