Libros

Selecciona tu idioma... Select your language...

viernes, 5 de junio de 2015

Todos necesitamos una palmada en la espalda

Keep It Up Sign Card Motivation 2012 Girls on the Run Grand Rapids Montessori February 22, 2012 9
Foto por Steven Depolo (Creative Commons)

Ayer tuve la oportunidad de dar dos clases de spinning seguidas con la gente de Maxcycling. Me sorprende la cantidad de veces a lo largo de los 55 minutos de clase que el monitor es capaz de repetir frases para darnos ánimos y motivarnos a seguir pedaleando con todas nuestras fuerzas como si fuera el último día de nuestras vidas. Desde el minuto uno hasta el final del entrenamiento, el monitor va repitiendo frases y manteniendo actitudes que le sitúan a nuestro lado (figurada y literalmente) y nos hace mantener el nivel de pulsaciones por las nubes.

Más tarde pensé en cómo esta actitud no es tan diferente a la actitud más correcta en el mundo de la empresa.

Yo diría que hay dos tipos de personas en la empresa: las que dicen gracias y las que no lo dicen.

Me considero del primer grupo y normalmente respondo a todos los emails con un "Muchas gracias y un saludo" o alguna fórmula similar. Es una forma fácil y sencilla de decir a tus clientes y compañeros que realmente aprecias lo que hacen, y que por lo tanto redunda en tu beneficio (y en el suyo también).

Cuando alguien lleva mucho tiempo intentando cerrar una operación (da igual si es grande o pequeña) hay que reconocer no el valor de la operación en si, sino el esfuerzo que se ha puesto en ella. No te costará más de un minuto escribir un par de líneas agradeciendo el esfuerzo realizado en llevar a buen puerto la operación y cuánto valoras el tiempo que han dedicado a trabajar el asunto.

Los agradecimientos deben de ser como los rayos del sol y llegar por igual a todos. No importa si has cerrado una operación gracias a un comercial de tu empresa a quien diriges, a un cliente o a tu jefe que se ha volcado con el asunto. Debes de agradecer a todos su colaboración.

Dar las gracias es gratis, debe de hacerse de forma desinteresada y simplemente como reconocimiento del esfuerzo del otro.

Thank you
Foto por Avard Woolaver (Creative Commons)
Un amigo que trabaja en una empresa de telecomunicaciones tiene un jefe que agradece a sus comerciales la colaboración en las operaciones de venta tanto si salen bien como si han salido mal. De esta forma consigues que si la operación ha salido bien, el comercial se esfuerce de nuevo para conseguir el reconocimiento. Si la operación se ha perdido, entonces el comercial recibe el agradecimiento de su esfuerzo y a la vez también se le ofrece nuestra completa colaboración para la próxima operación. No se trata de que hagamos su trabajo, sino de colaborar desde nuestro círculo de actuación.

Prueba a dar las gracias a la gente por las cosas que hace bien y agradece su esfuerzo en las cosas que no han salido tan bien como se esperaba.

Al final se darán cuenta de que realmente pedaleas a su lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares